Los misterios del nuevo Congreso

Esto iba a ser vertiginoso y complicado, se sabía.

La reforma política abrió nuevos frentes en el tema de independientes y de paridad género. Pero dejó a medias gran parte. El periodo electoral se cierra ahora más ajustado que una puerta del Metro. Al menos aquí.

Faltan cinco días para la toma de posesión de la nueva Legislatura local y hay varios que todavía no saben si van a ser diputados o no. Su futuro está en manos de la sala Superior del Trife y todo indica que será en la sesión de hoy cuando se decida.

Los que tienen silla segura son los 26 diputados que ganaron en su distrito. En cambio, muchos de representación proporcional todavía le rezan al santo que más confianza le tienen. Y no son pocos ni pocas: podrían cambiar la cara del Congreso, de su mayoría y de sus alianzas.

Hay dos juicios pendientes en el Trife. El primero tiene que ver con la llamada sobrerrepresentación.

En el reparto de curules a los mejores perdedores, la ley limita el número de diputados de cada partido según el porcentaje de la votación total que haya obtenido.

En el cálculo normal que hizo la CEE, no tomaba en cuenta los votos a independientes ni los votos nulos, aún no previstos por las leyes. Si lo hubiera hecho, Movimiento Ciudadano ganaría nada menos que cuatro diputados adicionales, llegaría a siete. Claro que impugnó.

El Partido Verde también: quedaría con dos en lugar de uno. El PAN perdería sus tres diputados de representación proporcional (a los que ya estaba topado) y el PRI se quedaría con cuatro, de los seis que tenía.

Si prospera el juicio, los equilibrios serán otros, incluso para sacar adelante el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, quien por más independiente que haya sido tiene mucha más afinidad con MC.

El otro es el tema de género.

Tanto el PAN como María Elena Chapa impugnaron la asignación de los diputados de representación proporcional porque no cumplían con el mandato de 50 por ciento de mujeres.

Y es posible que lo ganen.

En el estado de Hidalgo ya hubo un antecedente que lo favorece.

Veremos. Los escenarios más probables los calculó Daniela Mendoza en la siguiente página.

luis.petersen@milenio.com