La ley del movimiento irrecuperable

En un mes deberá estar decidido el candidato o la candidata priista a gobernador. Estas semanas corresponden a la recta final de una competencia de pista. Son la última oportunidad para llegar en la mejor forma posible a entregar el menor número de negativos y el mayor de positivos ante la balanza del juicio final.

No es que la ley pida esas fechas para las decisiones. La Constitución obliga, a quien quiere ser gobernador, a estar libre de cargos en el servicio público cien días antes de la elección, esto es, a finales de febrero. Las precampañas, sin embargo, comienzan antes, a la vuelta del año, y si hay un candidato apuntado (con el dedo), haría bien en aprovechar ese período. Para ello debería estar ya elegido y desligado de cualquier cargo, el que sea.

La decisión priísta deberá estar clara en los primeros días de diciembre. Después vienen las semanas navideñas de paz y reflexión para que a quienes no les cayó la grande sí les caiga el veinte y empiecen el año 2015 con renovados bríos de reconciliación y trabajo en equipo.

Por eso noviembre es la última oportunidad, el sprint final. Se nota un renovado movimiento en Ivonne Álvarez y Héctor Gutiérrez; de otra manera, a nivel de cancha, se mueven Federico Vargas, que le sigue sumando kilómetros a su trayectoria, y Cristina Díaz, que trabaja con su gente. Y de una forma aún distinta, desde su trinchera, se hace presente Adrián de la Garza.

Estos movimientos coinciden con la ausencia de movimiento de Ildefonso Guajardo en Nuevo León. Durante meses se pensó que sólo esperaba el tiempo adecuado para moverse. Pero ese momento llega a su fin, y cualquiera diría que se le hizo tarde si es que persiste en su intención de contender. Es la hora en que el movimiento es irrecuperable. Tendrían que pasar muchas cosas en la casa de enfrente y, aún así, remontar eso... 

Además, como trasfondo está la cambiante situación política nacional que obliga a plantear una pregunta: ¿Lo que más conviene ahora al Gobierno Federal es prescindir del secretario de un área que sí está funcionando?

luis.petersen@milenio.com