Para ser interino se necesita...

El juego es político, ni le busquen: se negocia y se juegan vencidas con la presión del tiempo. Y también hay una interesante discusión jurídica, es cierto. ¿Debe el aspirante a gobernador interino haber dejado de ser funcionario público cien días antes de su designación (¿elección?) por el Congreso? Así parece.

El artículo 82 de la Constitución de Nuevo León dice a propósito de los requisitos para ser gobernador: Para que los comprendidos en este artículo (servidores públicos o militares en servicio activo, entre otros) puedan ser electos, necesitan separarse absolutamente de sus puestos cuando menos cien días naturales antes de la elección.

¿Se puede interpretar de otra manera, si se trata de un interino? Sí, pero sobra decir que también es discutible, pues nunca se aclara. Va: Como en el caso de un interino no hay campaña, no hay riesgo de desviación electoral de recursos públicos. Por lo tanto, no tiene sentido eso de los cien días.

El punto es que en el mismo artículo, otras exigencias también hablan de elección: Tener cuando menos treinta años cumplidos el día de la elección. O acreditar vecindad en el estado no menor de cinco años inmediatos anteriores al día de la elección.

¿Se puede entender también que, no habiendo campañas ni jornada electoral, el Congreso estaría posibilitado para elegir a un menor de treinta años o a alguien de otra parte del país?

Lo peor es que a nadie se le ha ocurrido aclarar esta gelatinosa y elemental ambigüedad del artículo 82 de la Constitución. Por eso, el juego es sobre todo político y sabemos que el deporte favorito de los políticos es el patinaje sobre gelatina.

Si la licencia venía tan planchada y tersa, entonces ¿a qué viene esa repentina ráfaga un par de días antes, proveniente del corazón mismo del partido que apoyaría al Bronco? Hay un mensaje para el independiente: si no cumples y no ayudas, podemos interpretar la ley en tu contra; de que se puede, se puede. Y claro, el silencio del priismo local le deja una puerta abierta al acuerdo.

Para ser interino se necesita... una escalera grande y otra chiquita.

luis.petersen@milenio.com