La enorme importancia de la pequeña justicia

Los habitantes de la zona metropolitana se piden a sí mismos y a la autoridad poner un freno a los excesos de la convivencia. A sus propios excesos: manejar alcoholizados, tirar basura, descuidar jardines públicos, subir el volumen de la música y todas esas cosas que terminan fastidiando sin remedio la vida de todos los días.

Lo que parecería un simple detalle se acaba poniendo en el centro de las relaciones: que si el perro asustó a la niña o se hizo caca en la banqueta de al lado, que si los chavos estaban haciendo ruido en la esquina, que si no dejaron lugar para que el vecino se estacionara junto a su reja, que si el de enfrente no barre la banqueta abajo del único árbol de la cuadra...

Y las nimiedades se convierten en tragedias si hay un poco de alcohol de por medio o si el fuerte de la casa se siente moralmente impulsado a defender a sus débiles, aunque los polluelos hayan sobrepasado los límites...

Varios alcaldes recién llegados han realizado consultas sobre estos temas. Se han topado con un clamor de disminuir estas situaciones de real incomodidad y potencial violencia: los habitantes piden ponerse en orden a sí mismos.

Los gobiernos de Guadalupe y San Nicolás hicieron ya foros y sondeos. Ambos han aprovechado su primera etapa en la alcaldía para legitimar algunas acciones.

Francisco Cienfuegos, en Guadalupe, tras una Consulta Ciudadana sobre el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, presentó la figura de juez de Justicia Cotidiana, que tendrá la doble función de sancionadora y mediadora, para enfrentar el problema creciente de los vecinos ruidosos.

El municipio se propone tener 1,800 jueces, "unos tres por colonia", capacitados mediante un proceso de al menos 20 horas. El juez será un habitante que se presentará junto con un policía (es necesario contar con seguridad al entrar a dar órdenes en una fiesta avanzada), pero llegará con una actitud estrictamente mediadora. Cuando no logre disminuir el volumen a 55 decibeles, o la situación se repita, entonces sancionará con multas de hasta 9 mil pesos.

De las acciones del municipio de San Nicolás hablaremos la próxima semana. Los pequeños temas se colocan entre los más importantes.


luis.petersen@milenio.com