La desbandada

Con los seis priistas que se registrarán hoy y que ayer fueron premiados con una candidatura a diputado federal en los distritos ganables, comenzó formalmente la operación cicatriz y la recolección de popularidades tras la designación de Ivonne Álvarez como precandidata a gobernadora. Y también empezó la desbandada.

A Federico Vargas le tocó el distrito V, pan comido dicen algunos. Literalmente, añaden. A Juana Aurora Cavazos el III, que no está papita, pero no deja de ser un distrito ganable. A Ramón Villagómez el IX: también fácil, dicen.

Con eso, el Gabinete del gobernador tendrá nueva cara en pocos días. Sobre todo si se le suma el procurador Adrián de la Garza, que iría por la alcaldía de Monterrey y a Héctor Morales, que competirá por Santa Catarina. Ellos tendrían que pedir su respectiva licencia a más tardar el sábado para registrarse el domingo.

Los diputados locales Édgar Romo y Juan Manuel Cavazos jugarán por el XII y el II federales respectivamente. Y María de Jesús Aguirre, del equipo de Cristina Díaz, va por el XI. Es la única que se sabía desde ayer en la tarde que ya había renunciado a su cargo, en el municipio de Guadalupe.

Con esto, María de Jesús deja la puerta de la candidatura a la alcaldía de Guadalupe abierta para Paco Cienfuegos. Él pedirá licencia mañana en el Congreso local para registrarse también el domingo.

Los mencionados arriba no son los únicos miembros del Gabinete del gobernador en desbandada. Uno se pregunta ¿qué pasó, a dónde irán Jorge Domene y Luis Marroquín? Pero bueno, faltan las candidaturas a diputado local. Si ellos las aceptan, tendrían que solicitar su licencia unos días después junto con, según se afirma, Lorena de la Garza.

Y todavía no hay que sumar al secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, y al tesorero, Rodolfo Gómez Acosta. Ellos irían en los primeros lugares en la lista plurinominal y no estarían obligados a dejar sus cargos actuales hasta que inicie la siguiente legislatura, unos días antes de que termine la actual administración. A menos que Ibarra sea convocado a la campaña...

Así va la desbandada.

luis.petersen@milenio.com