Se debe conocer el contenido de ese video

El alcalde de Guadalupe, César Garza, se apresuró. No tiene por qué dar un reconocimiento a los dos elementos de Policía que participaron en el operativo al interior del autobús urbano donde resultó muerto Ángel Isaí González García, un jovencito de trece años.

Tampoco se trata de culparlos, sobre todo concediendo que no hubo disparo alguno de su parte. Pero sí que resulta extraño pretender una detención de maleantes armados y hacerlo con pistola en mano. ¿Qué se puede esperar de éstos sino que se sientan acorralados y procuren zafarse disparando en medio de los pasajeros? Un camión es una tubería, sólo se puede salir por los extremos.

El alcalde Garza hace bien en defender a sus policías, y sobre todo en enfatizar que no dispararon y que fueron los maleantes, particularmente uno, los responsables de la muerte de Ángel. Pero reconocerlos…

Anoche, en una entrevista con el arquitecto Benavides, Garza insistía en que no había que especular, que había que esperar los resultados. ¿No está él mismo especulando?

Hay testimonios que hablan de la existencia de un video del interior del camión en el momento de los hechos. Hablan de que el joven había bajado del camión antes de los disparos.

La madre de Ángel Isaí, Verónica García, vio algunos fragmentos (“algunas fotografías”) porque pidió no ver lo que le pudiera resultar demasiado fuerte. También entrevistada en Telediario, tiene claro que su hijo murió en un asiento de la parte trasera del autobús.

Ella piensa que, así como están las cosas, los policías no deberían recibir un reconocimiento. Con asombrosa claridad argumentó que los policías pusieron en peligro a los pasajeros: sería diferente “si ellos hubieran pedido los refuerzos necesarios o no hubieran abordado de esa manera el camión, porque debieron haber pensado que esas personas estaban armadas. No nada más expusieron la vida de mi hijo, sino la de todos los pasajeros y la de ellos mismos”.

El video es un elemento que puede esclarecer no sólo la identidad de los maleantes, sino la actuación de los policías. Mientras tanto, todo es especulación, incluso el reconocimiento municipal. Es importante que, con las reservas necesarias y comprensibles, se conozca su contenido.

luis.petersen@milenio.com