La aportación de los maestros de NL

Si Nuevo León compitiera como país en las pruebas PISA de la OCDE, estaría ciertamente más arriba de lo que está México. Pero aun así, no se acercaría al promedio de los países evaluados.

Nos encontramos en lo alto de la educación mexicana, es cierto. Pero Nuevo León aspira a más: alta tecnología, investigación científica, inversión extranjera, democracia informada… visto así, ¿de veras estamos bien en educación?

Las pruebas PISA evalúan a los jóvenes quinceañeros de los países de la OCDE y algunos otros asociados, en tres áreas: competencias matemática, científica y lectora. En los últimos resultados disponibles (2012), México obtuvo una media de 413 puntos en matemáticas. Está en la parte baja de la tabla: el promedio de los países fue de 494 puntos. El que más obtuvo fue Shanghái, con 613 puntos. Y sólo para darnos una idea, Corea del Sur llegó a 554, Canadá a 518, Francia a 495, España a 484, Rusia a 482, Estados Unidos a 481…

Nuevo León, el Estado solo, obtuvo un promedio de 436 puntos.

En ciencias, México salió con 415 puntos y el promedio de la OCDE fue de 496. Y mientras que México tiene sólo el 2 por ciento de sus estudiantes en los niveles altos (más de 558 puntos), España tiene el 24 por ciento y EU el 26.

Nuestro Estado llegó, en ciencias, a 435 puntos: otra vez, entre los más altos del país, pero muy abajo del promedio de los países evaluados. Y con sólo cuatro por ciento de sus estudiantes en los niveles altos.

Y en lectura… los diez mejores países están por encima de 520 puntos y el promedio de la OCDE es de 496. México alcanzó 424 y sólo cinco por ciento de sus quinceañeros está en los niveles altos. En Estados Unidos, ese porcentaje llega a 28 y en Canadá a 39.

¿Nuevo León? En lectura está en el quinto lugar de los estados, con 442 puntos en promedio. Y sólo 7 por ciento de sus quinceañeros está en nivel alto de comprensión de lectura.

Nuevo León está más arriba que casi todo México, aunque no está como para echar las campanas al vuelo. Tiene muchas posibilidades de despegar, pero no habrá despegue si no se cuenta con el maestro.

luis.petersen@milenio.com