El aplauso de Obama: no es lo mismo gobierno y empresa

Siempre se dijo: gobernar es una cosa y dirigir un negocio es otra. Hasta que se puso de moda la idea de que las empresas eran un ejemplo para el gobierno y, por lo tanto, las prácticas de los CEO debían ser imitadas por presidentes y gobernadores con sus respectivos gabinetes.

El razonamiento que ha recorrido el mundo es simplón: los gobiernos necesitan funcionar y las empresas funcionan. Por lo tanto, los gobiernos deben imitar a las empresas y los funcionarios aprender las competencias de los ejecutivos. Y los mismos parámetros han de servir para evaluar un buen gobierno y un buen negocio.

Durante una conferencia en Pennsylvania, Obama se llevó la semana pasada un aplauso cuando explicó su punto de vista al respecto:

“Lo último que quisiera decir es que el gobierno nunca va a funcionar como Silicon Valley. Por definición la democracia es conflictiva. El país grande y diverso, con muchos intereses y puntos de vista distintos. Y parte del trabajo del gobierno es lidiar con problemas con los que nadie más quiere lidiar”.

Continuó: “A veces escucho a CEOs que vienen a hablarme sobre liderazgo y darme consejos. Me dicen: ‘Así hacemos las cosas’. Yo les respondo que si todo lo que tuviera que hacer fuera programar un widget o producir una app y no tuviera que preocuparme porque un pobre tenga la capacidad para comprar un widget o porque la app no tenga consecuencias indeseadas (eso dejando de lado mis ‘clientes’ de Yemen y Siria), entonces pensaría que esos consejos son geniales.

“Esto no quiere decir que no haya cosas para mejorar... sólo que el gobierno tiene que preocuparse, por ejemplo, por los veteranos que volvieron a casa, porque nosotros tenemos el objetivo sagrado de cuidar de esos veteranos”.

Ninguna decisión política puede dejar de lado la responsabilidad más importante: el cuidado de los que se quedan fuera del desarrollo, de los que andan en peligro en la calle o de los que tienen problemas de salud. Y eso se mide de otra manera.

luis.petersen@milenio.com