2014, el año de "empujar la carreta"

Ayer, es decir, el año pasado, comentaba aquí que 2013 fue histórico en opinión de muchos. Por sus reformas, claro. Pienso que en realidad va a pasar a la historia sólo si lo hace también 2014. La carreta está desatorada. Ahora hay que echarla a andar.

Es mucho lo que queda pendiente en cuestión de leyes secundarias. Ayer, la nota principal de MILENIO daba un ejemplo: En energía, cambios a 21 leyes secundarias. Circula ya entre senadores la propuesta de modificaciones legales.

Pero más allá de las leyes y del Congreso falta construir todo. Falta que el país empiece a funcionar de otra manera.

Para empezar, en educación, que es uno de los ámbitos más adelantados en cuestión de leyes, estamos lejos todavía de que pase algo. La reforma estrictamente educativa no ha empezado. No ha tocado la educación: si hoy hubiera pruebas PISA estaríamos tan mal en matemáticas y en lectura como en la más reciente aplicación.

La tarea pendiente es enorme. Ningún sistema educativo es mejor que sus profesores, dice la máxima. Y más allá de la CNTE, sus disturbios y sus patrocinadores, es el gremio magisterial entero quien más ha aportado para mantener la educación mexicana en la mediocridad conocida.

La reforma no ha tocado a los maestros, no ha tocado la evaluación, ni su formación inicial, ni su capacitación. Tampoco ha tocado los programas de estudio ni las prácticas en el aula: nada está hecho. Hoy por hoy, es una reforma legal, básicamente en el ámbito laboral. No es poco, insisto. Es la carreta desatorada que hay que echar a andar. Pero las secretarías de Educación, federal y estatales tienen una tarea difícil para el año que comienza. Tan difícil como construir un edificio del que sólo tienen algunos bocetos.

Esto en educación. En energía, los retos serán también mayúsculos. Está claro, para empezar,  que hay que reconstruir Pemex para convertirla en una empresa eficiente y moderna. ¿Por dónde empezar?

Sí. 2013 sólo pasará a la historia si 2014 lo hace también. Y no está fácil. Ya no es sólo el Congreso quien tiene que llevar adelante un pacto por México. Es uno mucho más amplio que empieza por el pacto de cumplir la ley.

¡Feliz año nuevo!