Temporada de caza

Hoy la Comisión Estatal Electoral dará el banderazo de salida a uno de los periodos más complicados de los últimos tiempos. No sólo porque el organismo es completamente nuevo y opera con una ley nueva, sino porque entre los contrincantes hay una serie de conflictos por venir, mayores en número y hondura que los conocidos hasta ahora. Se abre la temporada de caza.

Comienza formalmente el año electoral, justo ocho meses antes del día de la votación. Después quedarán otros cuatro meses para recuentos, entregas de constancias de mayoría, impugnaciones y todas esas cosas que ya conocemos.

El arranque va a ser digno de verse. Ya la nueva Comisión dio una salida en falso por los reclamos y las amenazas de impugnación de los partidos políticos. El PRI y, sobre todo, el PAN intentaron influir; dejaron en claro que no estaban satisfechos con los nombramientos de los consejeros y su presidente.

A todo esto hay que sumarle que, como parte de su estreno, el nuevo organismo deberá resolver, con la vieja ley, cinco casos de adelantados que dejó pendientes la comisión anterior. Y se trata de casos que involucran nada menos que a Margarita Arellanes y a Federico Vargas. Con la vieja ley: eso significa decir que los consejeros actuales deben resolver y no sólo armar los casos para que el Tribunal los resuelva. Esto los va a desgastar.

Después vendrán los nombramientos de los comisionados municipales, la organización de los elementos de la elección y las fechas… las terribles fechas límite para los adelantados, para los aspirantes que tienen algún puesto público y pretenden chapulinear y para los procesos internos de los partidos.

Las precampañas comenzarán el 10 de febrero y durarán un mes. Las campañas serán de tres meses: empezarán el 6 de marzo y terminarán el 4 de junio, tres días antes de la elección. Si alguien quiere chapulinear deberá atenerse a las fechas. Pero lo más complicado no es eso, es el ambiente entre los partidos, los topes de gastos de campaña, las violaciones de los calendarios. Y el nuevo árbitro tendrá la mirada en lo suyo. Y él, bajo la mirada de todos. Se abre la temporada de caza.

luis.petersen@milenio.com