Revocación de mandato: vivir en campaña 2

Aunque con lentitud, después del veto avanzan la Ley de Participación Ciudadana y su revocación de mandato. Supongo que un poco de tiempo y una menor desconfianza entre actores y promotores ayudará a alcanzar, por fin, una revocación sin exageraciones.

En realidad, sí hace falta una revocación de mandato, aunque no en todos los puestos de elección, ni en cualquier momento.

¿Por qué hace falta? Hace un mes y medio, recién votada y aún no vetada la Ley de Participación Ciudadana, escribí aquí: ¿A quién se le ocurre estar en contra de la revocación de mandato con tantos malos gobernantes que hemos tenido? Se han pasado de lanza y en muchos casos han sido completamente indefendibles.

Pensaba, sin embargo, que había una serie de razones a tomar en cuenta antes de dar rienda suelta al entusiasmo. Para empezar, el estado se iba a convertir una campaña permanente.

Ya sabemos que la política es asunto de percepciones. Por eso mismo, existe el riesgo de pasar eternamente de una campaña para elegir, a otra para revocar. No me digan que a un partido político, incitando al enojo, se le dificulta conseguir las firmas de 10 por ciento del padrón que pide la ley.

Ahora que hay otra oportunidad, más tiempo y un poco de serenidad, valdría la pena replantear las cosas. Yo pondría en la mesa sólo tres elementos:

Primero: reducir la revocación a los puestos que no tienen reelección: en el estado, sólo al gobernador. Vaya, ya es suficiente revocación no reelegir a un alcalde o a un diputado.

Segundo: empatar la consulta de revocación con la elección intermedia, si es que hay necesidad de hacerlo. No organizar una consulta en cualquier momento.

Tercero: siendo así, reducir los requisitos a la cantidad de firmas solicitada en la ley vetada de diciembre, sin que tenga que pasar por el Congreso, pues esto resulta ser más que sospechoso.

El tema de la constitucionalidad de la revocación hay que dejarlo a los expertos. De cualquier manera, por algún lado se tiene que empezar para que sea constitucional en todo el país. Que quede claro lo que aquí se busca.


luis.petersen@milenio.com