Reforma Educativa: el tema es federal

Temidos miércoles. Hoy, según las advertencias de los maestros, habrá marcha y bloqueo. Según la respuesta del gobernador, lo que habrá será sólo una manifestación en la Explanada, pues si se pasan a la calle, pondrá un hasta aquí.

Lo que corresponde hacer por parte del estado, ya se hizo, dijo ayer Jaime Rodríguez Calderón. Y es cierto. Las peticiones específicas y los ajustes sobre carrera magisterial están decididos y firmados. La continuación o la modificación de la Reforma Educativa, eso es tema federal.

Pero el lunes los maestros, después de romper el diálogo con el secretario general de Gobierno, Manuel González, no parecían estar dispuestos a aceptarlo. Le impidieron leer las respuestas a sus propias peticiones y tomaron de nuevo las calles, alegando el rechazo total.

¿Cuántos llegarán hoy? Quién sabe. Pues además de este rompimiento del diálogo en Nuevo León, en el país han pasado otras cosas significativas.

Primera. El 7 de julio el SNTE publicó su postura. Para muchos, la cambió. Ante las circunstancias, los líderes despertaron y se declararon en contra de la reforma. Pidieron “replantear todo el proceso” de evaluación docente (diversificando, simplificando, otorgando incentivos e incorporando autoevaluación, evaluación entre pares, evaluación de directores y de colectivos docentes) y respetar sin matices los derechos adquiridos.

Segunda. Este lunes, los representantes del SNTE y del INEE comenzaron a hablar y a tejer ciertos acuerdos para mejorar la evaluación. Coincidieron en que hay aspectos por revisar en la puesta en marcha de la reforma.

Tercera. La CNTE comenzó con Segob un proceso de distensión: tres mesas de trabajo que atenderán temas políticos, educativos y sociales. Los maestros más optimistas dijeron que con estas inicia prácticamente la negociación con el Gobierno Federal. Y Osorio declaró ayer que la SEP se integra a las mesas...

Así que además de manifestación, lo que pase hoy será un buen termómetro.

luis.petersen@milenio.com