Reforma política: levántate y anda

Hoy empieza la última oportunidad. Está citado el Pleno del Congreso del Estado para darle de nuevo oxígeno a la reforma política de Nuevo León. Sí, la misma que ya habían dado por muerta y que por intercesión de INE se levantó y de nuevo anda.

El INE dio hasta el día 9 para tener reforma. Eso significa mañana. En la noche deberá estar publicada en el Diario Oficial de la Federación, detalle que se lleva unas horas. El PAN, que se había negado a entrar al Pleno a discutir la reforma, ya avisó que sí se presentará.

En realidad no sabemos cuál ha sido su postura en el Congreso. Simplemente porque no ha ido. Claro que los panistas se han dirigido a los medios y han platicado sus puntos de vista al respecto. Pero lo que digan a los medios no tiene el valor de acuerdo, ni de negociación, ni de compromiso, a diferencia de lo que se dice en un debate formal en el recinto. Esta diferencia es la misma que hay entre jugar un partido en el estadio o jugar una cascarita.

De cualquier manera el PAN ya dijo que irá al Pleno y que está dispuesto a ceder en tres de los cinco puntos de desacuerdo; incluye su renuncia al concepto de candidaturas comunes y al número de magistrados que había propuesto para el Tribunal Estatal Electoral.

No hay duda, es algo. Y le tocará a la otra parte, a las otras partes, reconocerlo y ceder también: revisar los porcentajes de representación proporcional, que afectarían particularmente a los partidos pequeños: Panal, PT, PRD y, aunque hoy no tiene diputados, al Verde.

El PAN de todo el país piensa que esos partidos están sobrerrepresentados y que para el PRI significan una manera de construir mayorías artificiales.

Ya veremos si hay reforma. Si no sale, el riesgo ya lo sabemos: todo sería impugnable. Y sólo hay que recordar los que fueron demandados por chapulineo hace tres años. Casi no hicieron otra cosa que reunirse con abogados. Aunque parece que esta vez, y después de que el Congreso de Jalisco hizo lo que debía, ya hay línea para nuestros diputados: aprueben y cedan.

luis.petersen@milenio.com