Reconocimiento

Ojalá nos hagan caso.

Eso suele decir María Elena Chapa después de cada paso en su lucha y antes de dar otro. Los derechos de las mujeres y la equidad de género, particularmente en política, han sido su objetivo. Su trayectoria fue reconocida ayer en el Congreso del Estado.

María Elena Chapa sigue viendo al futuro y continúa aun después de un proceso electoral que no fue precisamente el esperado en cuanto al avance de las mujeres en los puestos públicos. No se logró ni un acercamiento a la paridad.

El proceso electoral 2015, lo dije ayer, generó muchas expectativas por los cambios en la ley y otras tantas decepciones por los resultados. La población gobernada por mujeres alcaldesas bajó en Nuevo León de 28 por ciento a 8 por ciento. Y si alguien esperaba 21 mujeres diputadas en el Congreso del Estado, se tuvo que contentar con 16.

Entre los pretendientes al Gabinete del gobernador electo, sólo 15 por ciento son mujeres.

No parecen haber hallado, los partidos, suficientes mujeres para seleccionarlas como candidatas y, los independientes, para invitarlas al gobierno.

Chapa lo sigue denunciando.

Tiene, sin embargo, la mira puesta en la legislatura que comienza. No es optimismo llano, es sólo el siguiente paso de una visión conocedora: obtener el acuerdo de todos y cada uno de los colores que componen la actual diputación para adecuar las leyes.

"Realmente creo que habrá un cambio. Está el compromiso público, de todas las fracciones, de seguir avanzando por la paridad, por la no discriminación de las mujeres en ninguna de sus formas, por el ejercicio de sus derechos".

Mucha gente desprecia la insistencia por la paridad. Argumentan que de lo que se trata es que lleguen los mejores a las responsabilidades públicas, independientemente del género, que no se trata de cumplir una cuota. Nada qué objetar, en mi opinión. Sólo que quienes piensan así suelen ser los que no hallan, según ellos, mujeres con las capacidades que requieren. Muy conveniente.

María Elena Chapa también suele decir: "Si las buscan, las van encontrar". Y tiene razón.

Asómense a cualquier aula de cualquier universidad. Entre los mejores estudiantes, la mitad son mujeres. Al menos la mitad.


luis.petersen@milenio.com