Lectura obligada: artículos 89 a 93 de la Constitución

Ayer comencé a hablar aquí del nuevo escenario político para Nuevo León, de cara a 2018. Por el lado del PAN, militantes y ex simpatizantes voltearán a ver de nuevo el mundo en azul, dados los resultados en las elecciones del pasado día 5 en otros estados. Hay un optimismo renovado en el contagio de una fiebre panista.

Otro elemento clave para ir completando el escenario corresponde al gobernador Jaime Rodríguez Calderón: es su decisión de contender o no por la Presidencia de la República.

No es broma. Esto dijo el pasado 4 de mayo con toda seriedad: “Si resuelvo los problemas de Nuevo León, competiré; si no resuelvo los problemas de Nuevo León, la misma gente de ahí no votaría por mí. Sería ocioso en este momento estar pensando en una competencia en la que todavía no es el tiempo”.

Para Nuevo León no es ocioso. El mero planteamiento altera el movimiento político del estado. Una decisión así debería tomarse a más tardar a mediados de 2017, para que el aspirante tenga tiempo de trabajar por lo que busca.

Para dedicarse a conseguir firmas y hacer campaña, tendría que solicitar una licencia al Congreso, que no puede ser de más de seis meses. Más tiempo, sería una falta absoluta. Según la Constitución estatal, el cargo es irrenunciable “salvo por causa grave que calificará el Congreso”.  Si la falta de gobernador se da dentro de los primeros tres años de gobierno, debe haber elecciones.

Como que no lo queremos ver, pero... En todo caso (y si lo aprueba el Congreso), habría un gobernador interino durante un buen rato y, si no alcanza el tiempo, habría elecciones locales en 2018. Los artículos 89 a 93 de la Constitución de Nuevo León son de lectura obligada.

Los escenarios de participación, de justicia, de posicionamiento de fuerzas políticas cambian dependiendo de si el gobernador se va o se queda. Incluso el ritmo de gobierno y las expectativas de logros en temas candentes, como la seguridad pública y la lucha anticorrupción varían con la decisión. Todo cambia.

luis.petersen@milenio.com