La lucha anticorrupción es clave

La lucha contra la corrupción es prioridad. No porque sea una de las promesas de campaña de Jaime Rodríguez Calderón. También por eso pero, sobre todo, porque es fundamental para que vivamos en un Estado de derecho, para que podamos discutir y garantizar los derechos de cada quien. La corrupción sí es uno de los obstáculos más importantes para el avance del país y de Nuevo León.

La lucha contra la corrupción, con Canales o sin Canales, con Subprocuraduría o con Fiscalía independiente, debe empezar ya (iba a decir continuar, pero no ha pasado nada) con los procedimientos idóneos y con las personas idóneas. Con la mira puesta en el pasado y en el presente.

La lucha contra la corrupción no puede ser politizada, es decir, no puede ser convertida en motivo de engrandecimiento o de triunfo frente a los adversarios. Resulta casi una obviedad decirlo, pero cuando desde el principio se habla de meter a la cárcel a alguien, se hace eso, politizar: quién puede saber si hay motivos legales para que el señor pierda su derecho al libre tránsito si ni siquiera se ha investigado.

La lucha contra la corrupción es un asunto de investigaciones, no de retórica. Es cierto que la retórica tomó el papel de la investigación en estos casos. En realidad ha sido muy difícil demostrar actos de corrupción, precisamente porque la corrupción es totalizadora. Abarca la esfera pública y la empresa privada y hasta los sistemas jurídicos, sus procedimientos, sus fiscales, sus abogados y sus jueces.

Por eso durante mucho tiempo las cosas quedaban saldadas con un quemón en los medios o con una dosis de mala fama (con toda la injusticia que esto podía traer consigo por exceso o por defecto). Resultaba casi imposible probar un acto de corrupción. Ahora sigue siendo difícil, pero las cosas han cambiado: hay tecnología y leyes que posibilitan como nunca romper el nudo de las complicidades secretas. Se pueden cruzar datos por todas partes. Si se quiere. Y si no se juega con ello a la política.


luis.petersen@milenio.com