Inseguridad: ¿no sería mejor tomarla en serio?

El repunte de la inseguridad en el estado es un hecho. Sin duda se debe en parte a factores nacionales, pero también a factores internos de Nuevo León. Como el relajamiento en la atención (presupuestal) al tema. Como la disminución en los controles (y los incentivos) policiales. Como la falsa convicción de que aquí está todo resuelto y que se acabaron los riesgos.

No es una mera cuestión de percepciones ni es que los medios le estén echando leña al fuego, como dice el gobernador

Rodríguez Calderón. Él insiste, con su lenguaje fácil: "Si ustedes ven, la estadística que tenemos no es diferente a la del año anterior, es diferente en los temas mediáticos que hoy Televisa, Multimedios y las televisoras magnifican... los datos que tenemos son los mismos que teníamos en los meses anteriores".

¡Pero las cifras de su propio gobierno hablan de otra cosa! Si comparamos el último trimestre de 2014 con el de 2015, los delitos fueron en aumento: en los primeros 90 días de la actual administración las extorsiones subieron 47.5 por ciento, el robo de vehículos subió 18 por ciento, el robo a negocios 13.7 por ciento, el robo simple 7. 1 por ciento, el robo a casas 3.8 por ciento... y el homicidio doloso, que había registrado una leve mejoría a fin de año, en lo que va de enero ya repuntó.

Y tampoco es cierto que los delitos provengan (como afirmó ayer un editorialista sin rostro) de agitadores que andan por ahí "tirando cadáveres en las calles" de San Pedro para desestabilizar no a Mauricio Fernández sino, claro, al gobernador independiente: "Para crear zozobra, para hacerle creer al ciudadano 'que las cosas eran mejor antes'". Imagínese, ésa sí que sería una nota como para darle la vuelta al mundo. Pero no le da la vuelta al mundo por una razón muy simple: porque la nota es el fruto de una imaginación desbordada que nada tiene que ver con el periodismo.

Es importante tomar en serio una inseguridad que amenaza con crecer: por el bien del estado, no politizar. Evitar la infiltración en las policías. Fortalecer Fuerza Civil. Buscar el apoyo del Ejército. Denunciar...

luis.petersen@milenio.com