PRI: menos rojo, más verde

Invítenme una vez por mes, les dijo ayer Enrique Ochoa a los sectores priistas después de que se registró como candidato a la presidencia de su partido. Prometió una nueva era para el PRI, pero nadie sabe ni cómo será, ni cuándo empezará, ni (sobre todo) qué consecuencias tendrá.

En Nuevo León de pronto el priismo entero se vio a sí mismo caminando sobre la cuerda floja. Tras la caída de 2015 había sido recogido por el manto de Beltrones. Por eso, la caída de 2016 y la consiguiente caída del líder los dejó a todos paralizados, escuchando la alarma sísmica.

El movimiento trepidatorio, cuyas consecuencias asustarían al mismísimo doctor Richter, se dio el fin de semana con la renuncia y el anuncio de Ochoa. El presidente Peña Nieto recogió sus canicas y, frente a 2018, decidió operar con su propio grupo.

La consecuencia: en Nuevo León nadie está seguro. Nadie. Ni quienes llevan aquí las riendas del partido, ni la dirigencia estatal, ni la coordinación de diputados locales, ni la coordinación de diputados federales del estado. Eso lo saben todos y algunos lo platican en voz baja.

Pocos reaccionaron en voz alta. Vía Twitter lo hicieron Ivonne Álvarez ("Felicidades amigo") y Cristina Díaz ("en la CNOP nacional vamos con Enrique Ochoa").

Ochoa insistió en que el PRI debe ser crítico y autocrítico. "El partido tiene que reestructurarse, sí, pero con una discusión abierta con la ciudadanía y, sobre todas las cosas, con una discusión en todos los espacios del territorio nacional".

Todo está en veremos, pero ya veremos. Según las crónicas, al ritual de registro de Ochoa no asistieron ni gobernadores ni los ex dirigentes del Partido, César Camacho y Manlio Fabio Beltrones. No estuvieron, pero estarán, dicen algunos, pues de lo que se trata no es de saber quién manda, sino cómo ganar elecciones. Y es el PRI.

Lo que sí se adivina es que el tricolor tendrá en su bandera más verde y menos rojo. Y sin duda desde ahora los militantes más truchas harán cola... para comprar su auto eléctrico.

luis.petersen@milenio.com