Diccionario electoral 2015

Apenas van quince días y ya comienzan a aparecer los primeros términos que darán línea, color y vida a las campañas políticas con sus significados peculiares.

Casi todos son el producto de la capacidad de los candidatos de minimizar o exagerar la realidad y la capacidad de los votantes para secundarlos. Van aquí sólo algunos vocablos de este fl amante diccionario.

Bache, s. 1. Tumba política de los alcaldes. 2. Lugar donde nacen las promesas. 3. Nido de ratas de diversas especies.

Ciudad Gótica. Antes San Pedro Garza García, megalópolis donde el comisionado Fierro no pasó las pruebas de confianza y El Guasón triplicó a Batman para confundir al respetable.

Confianza. s. Creer en alguien mediante una módica fianza; fórmula infalible para ganarse la lealtad.

Derecho. s. Facultad donde los candidatos aprendieron el movimiento uniforme y rectilíneo. Voy derecho y no me quito.

Día D. 1. Domingo siete (de junio próximo). 2. Día del desembarco en las casillas; la D se puede referir a todo menos a democracia.

Estructuras partidistas. Redes protectoras para cuando fallan las campañas; generalmente la malla tiene tantas imperfecciones que deja pasar sin chistar al que va en caída libre.

Evento masivo, s. Las tardes en las ofi cinas de registro de la CEE.

Llamado así no por el número de personas que arrastran, sino por la enorme cantidad de candidatos en la fila.

Grupo rudo, s. 1. Cortina de humo; cosa irreal capaz de esconder acuerdos reales. 2. Metáfora que expresa: "No te lo quiero decir".

Independiente. Adj. Aplicado a las candidaturas, trátase de un subconjunto subdividido en codependientes, interdependientes, pseudodependientes… ah, y francamente dependientes

 

luis.petersen@milenio.com