Congreso, nuevas líneas divisorias

Lo usual es que las líneas divisorias en el Congreso sean verticales: líderes y diputados de una bancada se oponen a líderes y diputados de otra. Pero...

Esta vez, no. Las divisiones se hicieron horizontales en el Congreso de Nuevo León: los coordinadores muy juntos y de acuerdo; sus bancadas, enojadas con ellos. Todos contra los jefes, como una lucha de clases.

Resulta que en lo oscurito Arturo Salinas y Marco Antonio González, coordinadores del PAN y del PRI respectivamente, llegaron a un acuerdo: dejar los llamados Asuntos Generales fuera del Pleno. La razón: se gasta demasiado tiempo en eso.

La chiquillada brincó, enojada. Están secuestrando el Congreso, gritó. Algunos diputados rasos del PAN y del PRI la apoyaron esta vez. El momento (o las horas) de Asuntos Generales es cuando pueden expresarse los que no tienen en sus manos las riendas del Poder Legislativo.

Lo usual es que las líneas divisorias en el Congreso sean verticales, sí, pero no contábamos con que el Gobierno del Estado, independiente, no sería jefe de ninguna bancada. En el Congreso de Nuevo León los partidos están más unidos que nunca. PRI y PAN, González y Salinas, han borrado sus diferencias y han hecho oposición en conjunto al Gobierno de Rodríguez Calderón.

Tanto han cuidado su unidad que ambos han tenido que enfrentar a sus propias bancadas. Borran la línea entre los partidos mayoritarios y pintan la línea entre jefes y diputados rasos.

Ante la revuelta, en el PRI ayer operó el viejo principio de que “el que con leche se quema...”. No ha pasado más de un mes de la honda crisis de Coordinación de la que hasta hoy Marco Antonio González no acaba de recuperarse. Por eso ahí rápidamente hubo cambio de señal. El acuerdo no duró una mañana.

En el PAN ya se armó. El desacuerdo fue mayor a lo esperado, tanto en grado como en número. Algunos diputados llegaron al punto de amenazar con la renuncia a la bancada y engordar el costal de independientes.

Las nuevas líneas divisorias se profundizan.

luis.petersen@milenio.com