Decisiones Planetarias

Transurfing

Cuando cambié de trabajo en el año 2011, adquirí el libro titulado “Adelante al futuro, transurfing reality”, del autor VadimZeland, el ejemplar se encontraba escondido en el pasillo de desarrollo personal de conocida tienda, y aunque nunca antes había comprado un libro de superación, me decidí por él porque desde hace tiempo he albergado el sueño de surfear y pensé erróneamente que ese libro me diría cómo.Zeland en su texto, comparte distintas técnicas con las cuales, la persona logrará gestionar su propio destino, idea que nos quieren vender diversos autores o simples charlatanes, a diferencia de la mayoría Zeland no se apropia el descubrimiento o el desarrollo de estas técnicas simplemente se define como un portador.Entre otras cosas, el libro plantea que el mundo en el que vivimos está formado por péndulos, cada péndulo lo conforma algún grupo de personas aglutinadas sobre la misma idea, como algún partido político, las distintas iglesias, el gobierno, alguna empresa, etcétera. El péndulo comienza a moverse por sí mismo y los individuos que lo conforman pierden sus motivaciones y están silenciosamente obligados a actuar por el interés general de la estructura a la que decidieron pertenecer.Creer a los científicos, a los clarividentes o a los políticos de cómo será el futuro no es una buena idea para quien practica el transurfing, ya que en el espacio de la información existe un número infinito de variables, y los antes mencionados sólo ven uno o dos o a lo mucho tres escenarios de la inmensa cantidad de combinaciones que existen. Sin embargo establecer una creencia en alguien o en algo se puede convertir en impronta y por lo tanto en realidad y es allí donde los individuos se pierden para convertirse en zombis al servicio de sus péndulos.Las estructuras existen, pero éstas no deben imponerse nunca a tus sueños y objetivos; yo he escuchado a líderes de organizaciones decirle a sus subordinados que hay que trabajar sábados, domingos, días festivos, que la familia se tiene que esperar, y los subordinados con tal de ganarse una palmadita en la espalda o la promesa de un ascenso, aceptan el sacrificio del sueño de alguien más. Si estas perteneciendo a un péndulo que te desgasta, que se aprovecha de ti, llámese trabajo o asociación, ten cuidado, trata que este péndulo te favorezca, pero para eso primero tienes que ser consciente de tus mismos deseos. 


lmmc1978@yahoo.com.mx