Opinión

Todos le entramos al futbol

Imbuido por el triunfo de México frente a Camerún me decidí escribir el presente artículo.

Cada cuatro años el mundo se vuelca al balón, México país futbolero por excelencia, no es la excepción. Esta vez la sede Brasil se ha visto envuelta en la polémica por las constantes manifestaciones, huelgas y momentos difíciles de la economía brasileña, también cabe aclarar que algunas protestas fueron urdidas por los contrincantes de partidos opositores de Dilma Rousseff y Lula, cosa que no excusa el rezago social que acarrea el país brasileño que no paraba de gritarle en la ceremonia de inauguración “Ei, Dilma, vai tomar no cú”, esperemos mejore la situación para los Juegos Olímpicos.

Pese a su gran popularidad mundial, el futbol nunca ha estado exento de polémicas, desde los fraudes millonarios de la FIFA hasta el fanatismo desmedido que los medios de comunicación masiva provocan en los pueblos.

Y como nada es blanco y negro, y menos en el balompié, y una de las fórmulas de practicar la democracia es opinar, he aquí como diversos pensadores aportaron su opinión sobre este deporte.

Mario Vargas Llosa, para el mundial de España 1982 escribió para el Diario ABC sobre diversos tópicos, habló de la vida, de la cultura, unió todo alrededor del futbol que él define “como un fenómeno contemporáneo elevado a la categoría de religión laica, la más practicada de todas”.

El Nobel de Literatura, también habla sobre “El Rey Pelé”, “Fuimos unos días a Río de Janeiro y conseguimos entradas para poder ver a la Selección Brasileña contra Alemania. Jugó Edson Arantes ‘Pelé’, fue inolvidable. El futbolista más extraordinario que he visto. Un mito y una realidad”.

Jorge Luis Borges no comulgaba con el esférico, es más, lo despreciaba “... es feo estéticamente. Once jugadores contra otros once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos...”.

Oscar Wilde dejó ingeniosas citas sobre el futbol: “El rugby es un juego de bárbaros jugado por caballeros; el futbol es un juego de caballeros jugados por bárbaros”.

Jean Paul Sartre también fue un fanático del futbol “En el futbol todo se complica con la presencia del otro equipo”.

Eduardo Galeano afirmaba: “En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de futbol”.

Y podemos seguirle pero, esperen, faltan cinco minutos para el España contra Holanda, los dejo amables lectores, con sus chelas, sus botanas, su televisor de plasma, y la comprensión de sus familiares, en especial, la de las sufridas esposas.