Opinión

El eficiente liderazgo político de Moreno Valle

El liderazgo político es  aquel que es realizado por personas que dirigen con éxito los desafíos que plantea a una sociedad, un acontecimiento histórico concreto y cambios políticos o sociales drásticos, ganándose la aceptación de la sociedad, la aprobación del electorado y la tolerancia de las principales instituciones.

Su base, es la toma de decisiones que pueden ser consideradas inciertas, impopulares o peligrosas, las cuales pueden ser muy costosas a corto plazo, pudiéndose incluso llegar a la pérdida de apoyo del líder por el electorado.

Esto conlleva al gobernante a la necesidad de hacer transacciones llegar a acuerdos establecer alianzas en la vida de las personas individuales y en las diversas formas colectivas de organización social.

Lo anterior viene a colación por el manejo eficiente del liderazgo político de nuestro gobernador al inclinarse por el candidato Gustavo Madero de manera muy comprometida, él tendrá sus motivos y sus muy particulares encuestas.

Así mismo se detecta lo anterior al enterarnos que su Secretario General de Gobierno Luis Maldonado Venegas, asistió a la ciudad de México a afiliarse ante la dirigencia nacional al Partido de la Revolución Democrática, me imagino que lo tenía platicado con su jefe, y se enmarca dentro del afianzamiento de su estrategia política a un futuro cercano.

Varios estudios sobre liderazgo establecen relaciones básicas entre éste y las nociones de poder y autoridad. Ambas nociones muestran algunas diferencias importantes, especialmente cuando se habla de liderazgo político.

Max Weber nos dice, que el poder se refiere a la relación social en la cual se produce la probabilidad de que un actor social imponga su voluntad, incluso a pesar de cualquier resistencia, sobre otro actor.

Este concepto es primordial en el ejercicio del liderazgo, dado que el uso de una determinada cuota de poder es una condición básica para que la influencia del líder sea efectiva. Así Moreno Valle, sabe que todo líder requiere poder para ejercer su liderazgo, con lo cual se establece que la búsqueda del poder es una condición natural al ejercicio del liderazgo.

Los líderes naturales  de los diferentes partidos políticos, para la justa presidencial del 2018 estarán determinados por una doble condición: por un lado, los límites que la sociedad le imponga como resultado del desarrollo de bienestar en sus estados correspondientes o secretarías de estado, así como las capacidades autónomas de los ciudadanos para controlar sus acciones; y, por el otro, los referentes éticos que, de manera inherente, desarrollen como resultado de su evolución personal en la práctica de vivir en una democracia, como la que, con su liderazgo político, está consolidando Rafael Moreno Valle. 

 

Twitter @omarcervantes67