Opinión

2016 año de concretar propósitos

Decimos que el año nuevo sea mejor que el que termina ¿pero de qué depende que sea mejor? La verdad es que depende de una variada cantidad de circunstancias. Después de todo dependerá del factor oportuno de las cosas, pero también depende de nosotros mismos.

Hay muchas cosas que nosotros no manejamos, obviamente, pero me parece que eso de vida nueva y un año mejor tiene que ver con que nosotros seamos cada vez mejores, dentro de la luz de nuestra realidad.

El tiempo es un concepto abstracto que los seres humanos hemos inventado para medir nuestro paso por el mundo.

Desde tiempos muy remotos diversas culturas se dieron cuenta de que el movimiento de los planetas y de las estrellas era armónico y por medio de la observación permitieron predecirlo y calcularlo.

Y es así como se inventa el calendario que refleja los diversos ciclos estelares o mejor dicho, la estrella a la que ahora conocemos con el nombre de Sol.

Cierto es que en la actualidad el tiempo ha dejado de ser un enigma y se ha convertido en un factor de presión para quienes vivimos en las grandes urbes, siempre estamos presionados en que los segundos y minutos, horas y aún los días no nos alcanzan y es por lo que sentimos que los años se nos van volando.

Es por eso que consideramos que el 31 de diciembre de cada año es el final de un ciclo, y como siempre, hacemos planes para poder lograr en el que viene lo que no pudimos lograr en el que termina. 

Es por eso estimados lectores que este fin de año los invito a que se tomen unas horas para revisar y deliberar con nosotros mismos y nuestras familias el tema de las finanzas de la casa.

Exponer lo que se ha logrado y lo que hace falta hacer. Verificar lo que debemos y en que tiempo lo pagaremos. Hacer los ajustes necesarios para lograr el pago, así como también revisar la estrategia a seguir para las metas que nos impondremos para el año que entra.

Año nuevo pues puede significar para muchos de nosotros vida nueva. Pero sólo para los que sabemos que no es el tiempo el que hace la diferencia, si no la oportunidad que este nos brinda para crecer a partir de lo que ya hemos logrado para corregir nuestros errores y empezar a caminar en la dirección correcta para conquistar nuestras ambiciones.

En fin, año nuevo es vida nueva para quienes queremos ser mejores cada día, para los que queremos crecer y construir una vida plena en todos los aspectos.

Para los que sabemos que los valores morales tienen como objetivo la bondad y la felicidad y su práctica nos acerca a la justicia, a la libertad a la honestidad a la tolerancia a la responsabilidad, al agradecimiento, a la lealtad, a la amistad, al amor y a la paz entre nosotros. Feliz año nuevo 2016.