Opinión

Papers Panamá, el balcón mundial

El dinero es un medio de intercambio, por lo general en forma de billetes y monedas, que es aceptado por una sociedad para el pago de bienes, servicios y todo tipo de obligaciones. Su origen etimológico nos lleva al vocablo latino “denarius”, que era el nombre de la moneda que utilizaban los romanos.

Maldecido por unos, glorificado por otros, el dinero ocupa en la vida un lugar sobre el cual es redundante insistir. No es Dios pero hace milagros.

Ante él la humanidad entera se arrodilla y  con las manos abiertas lo solicita. Según sean los casos, es una panacea, una ponzoña, un salvador, destructor, es el bien y el mal, lo mismo abre las puertas del cielo que del infierno, crea la belleza, así mismo da lugar al crimen y al horror, alienta la guerra. Incita al vicio y aconseja a la virtud, engrandece a ciertos hombres y envilece a otros más.

Y es así como vemos, como un selecto grupo de ciudadanos del mundo, inclusive mexicanos también con ojos febriles, le piden a gritos un nuevo milagro para tener su fortuna, segura y productiva pero eso sí evadiendo al fisco en sus países de origen.

Es así como se desarrolla la trama del nuevo escándalo mundial de los Panamá Papers (papeles de Panamá).

Más de 11,5 millones de documentos entre correos electrónicos y registros de la firma Mossack Fonseca se han filtrado. De manera anónima llegaron al  diario alemán Süddeustche Zeitung, quien a su vez los otorgó al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para hacerlos públicos mundialmente.

La ICIJ define los Panama Paper como: “Los Papeles de Panamá son una investigación global acerca de la rampante y secreta industria de las firmas off shore que los poderosos y ricos del mundo emplean para esconder sus activos, y bordear las leyes mediante sociedades pantalla creadas en jurisdicciones remotas”.

Los llamados paraísos fiscales entre ellos: Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Seychelles, Samoa, Bahamas, Anguila, Nevada, Hong Kong, Reino Unido, Belice, Costa Rica, Wyoming, Malta, Nueva Zelanda, Chipre, Niue, Uruguay, Ras Al Khaimah, Singapore, Isla de Man y Jersey. Involucrados en este escándalo están 12 líderes mundiales, también aparecieron 61 familiares o asociados al poder, 128 políticos y actuales o ex funcionarios y 29 magnates y millonarios.

Estamos seguros como adultos que ganar dinero debe ser un objetivo, porque sin dinero casi nada es posible, el dinero da independencia, la seguridad del mañana, sin dinero el hombre está condenado al servilismo, y la mujer a una degradación todavía peor, recuerde cuando el dinero se acaba, el amor sale por la ventana. 

Aunque usted no lo crea, a veces el no tener dinero orilla al vicio y a la complacencia ya que no podemos satisfacer mínimamente nuestras necesidades; y con Fernando Savater en esta frase me despido: “Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres”.