Opinión

Depresión, la tristeza que mata

El 11 de agosto de 2014, el actor Robin Williams fue encontrado muerto en su domicilio de Cayo Paraíso, California. La depresión lo acosó a lo largo de su vida. El siempre estuvo dispuesto a vencer este estado de ánimo y por más que se esforzó, al final socavo su fuerza, no le dio tregua para ajustarse sicológicamente y es así como nos abandonó.

Una depresión puede afectar a cualquier persona, hombre, mujer, niño, pobre, rico, sin importar la profesión que tenga siempre y en cualquier momento le puede dar la “depre”, como coloquialmente la conocemos quien sufre de depresiones no lo calienta ni el sol, ni  esas pequeñas alegrías que da la vida. Las depresiones pueden llevar a quitarse la vida en plena, niñez,  juventud, adultez o vejez.

La depresión contempla varios indicios, uno de ellos es la tristeza, hay pérdida de ánimos de realizar actividades habituales, pérdida de apetito, insomnio y en ocasiones pensamientos de tipo suicida. No obstante es importante decir que la tristeza no es depresión, que es uno de las equivocaciones que suele tener las personas. Se pueden experimentar sentimientos de tristeza ante la pérdida de un ser amado, pero no necesariamente se tiene depresión.

Las personas deprimidas a veces justifican esta clase de pensamientos diciendo que están intentando entenderse mejor a sí mismos, de hecho, se dejan invadir por sentimientos de tristeza sin hacer algo que realmente le eleve su estado de ánimo. Así de este modo en terapia podría ser muy saludable reflexionar profundamente en las causas de una depresión, si eso conduce a un entendimiento o a acciones que cambiarán las condiciones que la provocan.

Hay un tratamiento adecuado para cada uno de los pacientes,  siempre debe estar vigilado y tener un seguimiento de un profesional que estudie el caso a fondo. Algunas puertas de auxilio son los medicamentos antidepresivos, la psicoterapia o la combinación de ambos, pero eso sí, si cree que puede padecerla usted o alguna de las personas que se encuentre en su entorno familiar, deberán acudir al médico quien tomará las medidas pertinentes, ya que es un mal que se puede atacar perfectamente a partir de sus primeras manifestaciones.

La biología psiquiátrica nos explica, que a través de mecanismos farmacológicos como la interacción de determinados neurotransmisores, influyen en el aumento de múltiples trastornos mentales entre los que resulta la depresión como el más significativo.

¿Se siente triste, desanimado, cansado y pesimista? Si la respuesta es “si” a estas preguntas, lo mejor que puede hacer es consultar a su médico o psicólogo.