Se descubrió que...

¿Por qué machos cortejan machos?

En humanos hay toda una variedad de hipótesis desde que, en el siglo XIX, pasó de ser pecado a enfermedad y el médico Karl Maria Kertbeny acuñó, en 1869, el término homosexualidad, de homos= igual (de la misma raíz griega tenemos homogéneo: producido igual), asunto no de confesores sino de médicos: es la combinación de madre fuerte y padre débil, concluyeron los post-freudianos el comenzar el siglo XX, pero tuvo el serio defecto de explicar la conducta de un hijo, y no la de los otros 14 (como era la familia típica antes de las jubilaciones). Deformaciones causadas por el sistema capitalista, curables con trabajo rudo en la zafra, dijeron el Che y los Castro; pero, 57 años después, hijos nacidos de padres nacidos bajo el régimen socialista purificador siguen vendiendo placer en La Habana al precio de remate de un pantalón vaquero. Que es el consumo de pollo, descubrió Evo Morales dentro de su cabeza de piloncillo.

En todos esos casos debe uno comenzar por ignorar datos recogidos desde la primera mitad del siglo XX: en el pez espino de mar, cuyas hembras fabrican nidos para atraer al macho se observa que algunos machos las imitan; los gansos en libertad estudiados por Konrad Lorenz; los leones melenudos que andan cariñosos por internet...

Un estudio publicado hace una semana por la Universidad de Upsala, Suecia, "arroja nueva luz en la amplia penetración de la conducta sexual dirigida al mismo sexo en el reino animal".

Resulta claro que para los biólogos evolutivos es un enigma ya que "no acarrea los obvios beneficios del cortejo heterosexual". ¿Cómo persiste a través de generaciones y, en humanos, por encima de sistemas sociales y épocas? ¿En sociedades represoras y liberales? La hipótesis de trabajo de los investigadores comenzó por un hecho bien conocido: machos y hembras comparten la mayoría de sus genes. Entonces la conducta dirigida al mismo sexo podría ocurrir en un sexo porque los genes subyacentes acarrean beneficios al expresarse en el sexo opuesto.

El equipo de Upsala experimentó con un pequeño escarabajo que expresa siempre pequeños niveles de conducta dirigida al mismo sexo. Al criar machos en los que se indujo una mayor expresión de esta sexualidad, los parientes y del sexo opuesto gozaban de un mayor éxito reproductivo: "Los hallazgos, entonces, apoyan la idea de que la conducta hacia el mismo sexo es dominante en un sexo porque la selección natural la preserva al beneficiar al sexo opuesto, lo cual apunta a un mecanismo general que mantiene múltiples formas de conducta dirigida al mismo sexo en una amplia variedad de animales".

El estudio de Upsala, publicado en el journal BMC Evolutionary Biology se hizo en poblaciones del escarabajo Callosobruchus maculatus, un escarabajo común en los depósitos de frijol de todo el mundo... ¡el frijol con gorgojo denunciado por el señor Liópez, siempre tan puntual, presente en el conflicto del Poli y en denunciar la compra de votos con gorgojos maricones! Dirige el estudio David Berger.

En resumen: machos y hembras compartimos la mayor parte de nuestros genes, así que "la conducta sexual dirigida al mismo sexo podría ocurrir por rasgos genéticamente enlazados a los que favorece la selección natural en el sexo opuesto: la guerra de estira y afloja genética".

Un ejemplo: estudios previos reportan que los mismos genes que codifican la conducta hacia el mismo sexo son los que codifican la movilidad. Y la movilidad es costosa para las hembras porque no necesitan ir lejos para encontrar un macho.

Los investigadores produjeron machos con mayor y menor tendencia a cortejar su mismo sexo. Así vieron que los de más elevado cortejo al mismo sexo tenían parientes en el sexo opuesto con mayor éxito reproductivo que los parientes con menor tendencia a cortejar su mismo sexo.

Como jarro DE atole, botella DE tequila, copa DE vino, taza DE café, cartón DE cerveza, así vaso DE agua: porque hablamos de uno lleno y no simplemente mojado. Glass OF water, verre d'eau, bicchiere DI aqua... etc.

Medalla BELISARIO DOMÍNGUEZ 2016 para Gonzalo Rivas Cámara, que salvó cientos de vidas a costa de la suya: #BelisarioParaGonzaloRivas.

www.luisgonzalezdealba.com
Twitter: @LuisGonzlezdeA