Se descubrió que...

Marte tuvo un océano como el Atlántico

Produce gran inquietud, hace temer el futuro y da tristeza: Marte, nuestro planeta vecino, cubierto por un desierto rojo, hace unos cuatro mil millones de años pudo haber tenido tanta agua que, repartida sobre toda la superficie, llegara a 140 metros de profundidad. Lo más probable es que, dados los relieves de la corteza marciana, “el agua se pudo encharcar para formar un océano que ocupara casi la mitad del hemisferio norte de Marte, y en algunas regiones alcanzara profundidades mayores que 1.6 kilómetros”.

Gerónimo Villanueva, científico del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, Estados Unidos, y autor principal del trabajo puesto en línea por Science este 5 de marzo pasado, señala: “Con este trabajo, podemos entender mejor la historia del agua en Marte”. Y, se podría añadir: prever la historia del agua en la Tierra.

Las estimaciones del equipo “se basan en detalladas observaciones de dos diversas formas de agua en la atmósfera de Marte. Una es la forma familiar de agua hecha de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno”. Pero el hidrógeno viene en tres presentaciones naturales o isótopos, todas con un solo electrón (o deja de ser hidrógeno). El cambio se produce en el núcleo: un protón por todo núcleo (H), un protón y un neutrón, que hace un hidrógeno más pesado, llamado deuterio, del griego défteros= segundo (D), y un protón con dos neutrones, o tritio. Es el mismo elemento, hidrógeno, pero en diversos isótopos que han recibido nombres distintivos: protio, deuterio y tritio. El protio, del griego protos=primero, es el isótopo de hidrógeno más abundante. El tritio es radioactivo e inestable.

Cuando una molécula de agua se forma con un hidrógeno común y un deuterio, HDO y no HHO (o H2O), tenemos agua semipesada. Como el deuterio tiene un neutrón añadido a su núcleo, el agua así formada tiene más peso “y es menos fácil que se pierda en el espacio por evaporación. Así que, entre mayor pérdida de agua, mayor la proporción de HDO que permanece”.

El equipo hizo observaciones con el Very Large Telescope que el European Southern Observatory (ESO) tiene en Chile, así como otras con el Keck para luz infrarroja de la NASA en Hawaii. Al comparar la relación entre agua HDO y agua H2O, “los científicos pueden medir cuánto se ha incrementado la fracción de agua HDO y luego determinar cuánta agua ha escapado al espacio”. Una observación: hay sólo un átomo de deuterio por cada 6 mil 400 de hidrógeno común (protio). Es la relación que permite calcular el agua común evaporada.

Los polos norte y sur de Marte conservan las mayores reservas de agua y “muestran que el agua en la atmósfera en la cercanía de los polos estuvo enriquecida en agua semipesada por un factor de siete respecto del agua en océanos terrestres”. El agua conservada en forma de hielo en los polos de Marte permite calcular la relación que hubo entre el agua común, de más fácil evaporación, y la semipesada por contener un deuterio en su molécula. “El volumen del océano primitivo de Marte debe haber sido de al menos 20 millones de kilómetros cúbicos”.

La superficie de Marte en la actualidad ha sido estudiada en detalle con satélites en órbita de ese planeta y con los rovers que revisan su suelo y fotografían su horizonte. El sitio más probable para contener el océano primitivo fueron las Planicies del Norte. Pudo cubrir una superficie poco mayor que la del Atlántico en la Tierra.

Además del agua observada en los polos como hielo, es posible que más agua “pudiera estar depositada bajo la superficie”, tal como ocurre en nuestro planeta con ríos subterráneos y agua que mana de las paredes al excavar un pozo casero o brota a presión si hay más suerte y equipo.

Para perder tanta agua, Marte “es muy posible que haya estado húmedo por más tiempo del antes pensado, lo cual sugiere que el planeta podría haber sido habitable por un periodo mayor”, dice Michael Mumma, segundo autor de la publicación.

 Este sábado fue el día π: 3.1415...

Cuentos: El vino de los bravos (y unos tequilas), Planeta.

 

www.luisgonzalezdealba.com

Twitter: @LuisGonzlezdeA