Se descubrió que...

Llegan primeras transmisiones desde un cometa

El pasado miércoles 12, a las 16:03 GMT, la nave Rosetta, del tamaño de un Volkswagen, puso en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko un módulo de descenso llamado Philae, un cubo de .80 cm de alto por 1 metro de ancho. La misión al cometa comenzó en marzo del 2004 con el lanzamiento de la nave y su módulo desde la Guayana francesa. La Agencia Europea del Espacio (ESA por sus siglas en inglés) diseñó la misión que nos descifrará la historia del sistema solar. Los remanentes más prístinos de la formación del Sol y su familia de planetas y satélites se encuentran en los cometas.

De ese descifrado viene el nombre de la misión. La piedra de Rosetta es un fragmento de una estela egipcia con 1.12 metros de alto por .75 cm de ancho. Se encuentra hoy en el Museo Británico, pero fue encontrada por las tropas de Napoleón cuando ocuparon Egipto y llevada a Inglaterra cuando las tropas británicas derrotaron a las francesas en Alejandría.

Por siglos los humanos habían visto la historia de Egipto escrita en símbolos incomprensibles. La más sólida, por estar excavada en roca de templos y obeliscos, pero enigmática porque se habían perdido las reglas de escritura desde la implantación del cristianismo.

Cuando Alejandro Magno murió sin hijos porque ninguno de los muchachos amantes logró darle uno, repartió su imperio entre sus cuatro generales. A Ptolomeo le tocó Egipto. El nuevo faraón se adaptó por completo a las costumbres y religión de su pueblo, pero la nueva dinastía era griega. Terminó con Cleopatra y el dominio de Roma, ya extendida por todo el Mediterráneo.

El monolito de Rosetta era una clave: tenía tres segmentos, uno en la escritura oficial egipcia, otro en la demótica y un tercero... era el gran hallazgo, estaba en simple griego. Era de suponerse que los tres textos dijeran lo mismo. De esa idea, sin pruebas, partió Jean-François Champollion para descifrarla. Otro hallazgo vino en su ayuda, en la isla Philae del Nilo un obelisco en las dos escrituras egipcias mostró dos jeroglíficos envueltos en un cartucho. Nombres de reyes, fue el nuevo supuesto. Así fue, uno decía Cleopatra y el otro Ptolomeo, no el astrónomo de la era cristiana, sino el faraón Ptolomeo V.

La ESA ha comenzado a descifrar la historia de nuestro sistema solar. Y nada mejor que los nombres Rosetta y Philae.

La nave no tardó diez años en llegar en línea recta: como los niños cuando al correr abrazan un poste para girar y “darse vuelo”, así Rosetta se columpió de Marte en febrero de 2007. Los 32 metros de celdas solares dieron energía a sus instrumentos para enviar datos de Marte desde una altura de sólo 250 kilómetros. Luego hizo maniobras similares usando la gravitación terrestre. Cuatro empujones gravitatorios, tres con la Tierra y uno con Marte, más tres años de hibernación, de la que despertó el mes de enero, pusieron la nave en órbita estable en torno al cometa en agosto pasado. Un espectrógrafo construido por la NASA comenzó su trabajo de análisis.

  “Hello World”, saludó la nave al salir del modo hibernación. La misión Rosetta podría arrojar luz sobre la idea, no estrafalaria, de la panspermia: la posibilidad de que la vida haya viajado en cometas de un sistema solar a otro.

Por lo pronto, las tres patas de la sonda Philae no absorbieron el golpe de la caída desde la nave Rosetta. Las patas y dos arpones debían fijar la sonda al núcleo del cometa. De las primeras imágenes se sabe que rebotó una vez y se alejó del sitio previsto. Parece estar en una grieta que no impide la comunicación de datos con la nave madre y su retransmisión a la Tierra. Llegó con batería para trabajar 64 horas, luego deberá usar sus celdas solares. Es posible a pesar de no ser el sitio previsto, sino una ladera inclinada y entre orillas de la grieta.

En el link vemos una ilustración del viaje y, sobre fotografía real del área del cometa en la que descendió Philae, una animación de cómo lo habría visto un espectador en Rosetta. ¿Necesitamos maravillas sobrenaturales?

https://www.youtube.com/watch?v=mggUVLFPkQg

 

 

Novedad: No hubo barco para mí, Cal y Arena (Ensayo Personal).

 

www.luisgonzalezdealba.com

Twitter: @LuisGonzlezdeA