Se descubrió que...

La genealogía del VIH se remonta 60 millones de años

Malas noticias en el cuartel general de los cazadores de complots internacionales, de los hábiles expertos en programas malosos judaico-masónicos, la CIA, Wall Street, las grandes compañías farmacéuticas, Monsanto y otros envenenadores del mundo: el VIH, creación de alta tecnología con fines de dominio planetario, remonta su árbol nobiliario 60 millones de años atrás: cuando la desaparición de los dinosaurios nos dio a los mamíferos una oportunidad inesperada. Y también a nuestras plagas.

La Oxford University Press publica los resultados de un grupo de investigadores encabezados por Daniel Elleder de la Academia Checa de Ciencias. El equipo usó datos genéticos del exótico lémur volador malasio (colungo). En tres muestras de ADN hubo remanentes de lentivirus. Éstos deben su nombre a su período de incubación lento. Los lentivirus, explica la publicación, "causan varias enfermedades crónicas en mamíferos —que van desde el más notorio ejemplo de VIH/sida en humanos hasta varios desórdenes neurológicos en primates— todavía es poco conocida su historia evolutiva y su origen".

Y ya que hablamos de lémur volador, también hay ardilla voladora. En realidad son planeadores: la piel de los brazos se extiende, suelta, hasta las patas. Podemos suponer que el origen del murciélago fue semejante. Que la naturaleza es ahorrativa y usa lo que ya tiene lo vemos en los huesos del murciélago: el ala es una mano crecida y adelgazada. La evolución es observable con un poco de atención.

Siguiendo el rastro genético del VIH, otros investigadores habían encontrado linajes de lentivirus de hace 3 a 12 millones de años.

Los hallazgos están reportados en la edición en línea de Molecular Biology and Evolution.

La tormenta que pudo acabar en guerra nuclear

El formidable discurso de Michelle Obama acerca de los rasgos indeseables en el próximo presidente de Estados Unidos, hizo énfasis en una palabra: poder. Estamos hablando de que el presidente tendrá poder nuclear "en las puntas de los dedos". No podemos confiar en alguien de respuestas espontáneas.

Como anillo al dedo, este 9 de agosto publicó la American Geophysical Union. "Una tormenta solar de 1967 que "atascó las comunicaciones de radio y radar en la cumbre de la Guerra Fría pudo conducir a una desastroso conflicto militar si la Fuerza Aérea de EU no hubiera monitoreado la actividad solar, descubre un nuevo estudio".

Una duda sensata, como la del capitán de submarino nuclear que no disparó sus cargas durante la crisis cubana de los misiles, y el mundo aún existe.

"El 23 de mayo de 1967, la Fuerza Aérea de EU preparó una aeronave para entrar en guerra, pensando que los radares de vigilancia en las regiones polares habían sido obstruidos por la Unión Soviética" (menores de 30 años, guglear).

Por entonces, una película maravillosa nos había estremecido a los jóvenes con futuro en peligro: Doctor Insólito. Estados Unidos lanza un ataque contra la Unión Soviética también por señales de ataque soviético en camino. Peter Sellers hace creo que cinco papeles. Hablan el primer ministro ruso y el presidente de EU, así se despeja el error. Se ordena el regreso de los aviones. Pero uno de los superfortaleza no recibe la señal de regresar porque, para eludir los radares soviéticos, vuela muy bajo, guiado por un tejano que grita "¡Vamos asando patos!", luego la bomba se traba cuando pulsan el botón rojo y el tejano la monta para soltar el mecanismo. Mientras cae montado en la bomba, se quita el sombrero y lo azota contra las ancas del supuesto caballo: una bomba H. La pantalla se cubre de explosiones atómicas en hongo. Todos tenemos lágrimas en los ojos. Así vivíamos, al borde del fin; como dicen: con el de Jesús en la boca...

Judíos y árabes en estudio conjunto

La Universidad Hebrea de Jerusalén realizó un estudio con árabes y judíos residentes en Jerusalén. El estudio, publicado en Atherosclerosis, trata del colesterol de alta y baja densidad.

Importa destacar que no todo es odio.

Medalla BELISARIO DOMÍNGUEZ 2016 para Gonzalo Rivas Cámara, que salvó cientos de vidas a costa de la suya: #BelisarioParaGonzaloRivas

Novedad: Mi último tequila, autobiografía procaz. Cal y Arena.

www.luisgonzalezdealba.com
Twitter: @LuisGonzlezdeA