Se descubrió que...

Juno alcanza a su infiel esposo

La nave Juno de la NASA llegará a Júpiter la próxima semana, luego de viajar cinco años con boleto de mil millones de dólares. Juno en la mitología romana o Hera en la griega, es la sufrida y celosa cónyuge de Júpiter o Zeus, dado a conquistar muchachas y muchachos, por las buenas o con algún disfraz atractivo, cisne para Leda, águila para Ganimedes (o Ganímedes). Cuando Galileo descubrió los cuatro satélites mayores los llamó estrellas mediceas en honor a los Medici que gobernaban Florencia y sostenían las artes y las ciencias. La astronomía moderna prefiere honrar al descubridor: satélites galileanos; y sus amores: Io, Europa, Calisto y Ganimedes.

Júpiter es un planeta gaseoso del que se conocen bien las bandas de nubes que son lo más aproximado a lo que podríamos llamar superficie. La nave Juno quedará en órbita a 5 mil kilómetros de estas nubes y completará una vuelta cada dos semanas.

Telescopios de Hawaii en el hemisferio norte y de Chile en el sur, así como astrónomos aficionados del mundo entero han contribuido a tener imágenes anticipadas del planeta más grande en nuestro sistema a pocos días de que la nave Juno quede en órbita. Esta campaña terrestre la conduce Glenn Orton, de la NASA, y se propone orquestar los avanzados instrumentos de Juno.

Un equipo conducido por Leigh Fletcher ofreció el lunes pasado una conferencia en la Universidad de Leicester, Reino Unido, donde mostró imágenes de Júpiter en luz infrarroja. Del análisis posterior podrían enviarse órdenes detalladas a los instrumentos en órbita del planeta.

Se conoce que las nubes exteriores están compuestas por hidrógeno, el átomo más sencillo, y poco helio. El volumen de Júpiter está lejos de poder encender las fusiones de hidrógeno que lo encenderían como estrella.

Las múltiples reacciones químicas en la atmósfera de Júpiter, producto de cambios en la presión, temperatura, corrientes en remolinos mayores que el planeta Tierra, forman compuestos orgánicos que les dan las variadas coloraciones a las bandas observables con cualquier telescopio casero. El espectro de su luz muestra que hay amoníaco, metano, etano, acetileno, vapor de agua, monóxido de carbono y otros compuestos.

"A medio camino del núcleo de Júpiter, la presión y temperaturas son tan intensas que el hidrógeno, que forma el 90 por ciento del planeta, pierde sus electrones y se comporta como un metal líquido. Océanos de hidrógeno metálico líquido en torno al núcleo de Júpiter [que gira] explicarían su poderoso campo magnético": un efecto dinamo, señala publicación de harvard.edu/news.

Los investigadores esperan descubrir con la nave Juno cómo ocurre la transición de hidrógeno gaseoso a metal líquido, y cómo se comporta.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard se ha adelantado a la nave Juno. "En un pequeño cuarto sin ventanas del sótano en el Laboratorio Lyman, por una fracción de fracción de segundo tuvieron un pequeño pedazo de Júpiter". "Al principio de este año, en experimento realizado sobre una mesa de metro y medio, investigadores de Harvard observaron evidencia de la abrupta transición del hidrógeno gaseoso a metal líquido". Sus resultados los publicaron en Physical Review B.

Hicieron ciencia planetaria sobre un banco, según describe Mohamed Zaghoo. Con Ashkan Salamat e Isaac Silvera como autor principal, recrearon las presiones y temperaturas extremas de Júpiter. Entre dos puntas de diamante presionaron una muestra de hidrógeno, dispararon breves ráfagas de láser a intensidad creciente para elevar la temperatura. Como la transición a metal líquido es demasiado rápida para que el ojo humano la observe, el equipo no miró la muestra sino lásers dirigidos a la muestra. "Cuando ocurrió la transición de fase, se reflejaron de forma abrupta los lásers".

Cuando comienza la era del hidrógeno como propulsor, el estudio tiene aplicaciones inmediatas a motores y a cohetes. "No estamos compitiendo con la NASA pero, de alguna manera, llegamos a Júpiter primero", dice Zaghoo.

Medalla BELISARIO DOMÍNGUEZ 2016 para Gonzalo Rivas Cámara, que salvó cientos de vidas a costa de la suya: #BelisarioParaGonzaloRivas

Novedad: Mi último tequila, autobiografía procaz. Cal y Arena.

www.luisgonzalezdealba.com
Twitter: @LuisGonzlezdeA