La calle

No a la segunda vuelta

Se lo he leído a colegas que respeto y tienen más información que yo porque viven en el periodismo diario: la segunda vuelta en elecciones presidenciales da un peso injusto a pequeños partidos, los partidos-negocio propiedad de un listillo que se pondrán en oferta. Además, da una victoria artificial al ganador.

 

José Woldenberg me convenció de que era abusivo ofrecer una mayoría absoluta, no obtenida en las urnas, al partido con mayoría relativa, al regalarle una “cláusula de gobernabilidad” para que, sin tener que negociar, escuchar razones contrarias, llegar a acuerdos, o sea sin hacer política, pudiera imponerse en el Congreso. No me refiero a la queja que llama “mayoriteo” al ejercicio justo, legal, de la mayoría. Es quejumbre de malos perdedores. La mayoría es el resultado de la democracia, y si no lo es, si hay dudas, éstas deben despejarse. Pero una vez establecida, se usa. No implica que se haga sin escuchar razones, pero sí que, una vez expuestas, se vota. Lo hace siempre el PRD en la Asamblea Legislativa del DF, donde domina y no lo ve como “mayoriteo”. La “cláusula de gobernabilidad” nunca ha pasado porque es claramente una negación de la voluntad ciudadana expresada en las urnas.

 

Lo mismo ocurre con la segunda vuelta. Aunque la mayoría de mis amigos más queridos, mi “pandilla”, como nos llamaba Pablo Pascual, mis cuates de juventud y madurez, la proponen.

 

También contra la opinión expresada por ellos y entregada al Senado, sigo pensando que no hay impuesto más justo que el IVA porque hace pagar el consumo, no el éxito. Para no afectar al vergonzoso 46 por ciento de pobres que seguimos padeciendo luego de 70 años de regímenes de la Revolución y seis de frivolidad disparatada con sello del PAN y otros seis de panismo ineficiente, pero también torpedeado por PRI y PRD, se puede y se debe dejar fuera del IVA una canasta básica.

 

Pero, si bien los frijoles, tortillas, huevo, papa, cebolla, verduras y carnes de mayor consumo popular deben seguir exentos de todo impuesto, no hay motivo alguno para que los frijoles La Sierra, en envase tetrapack, guisados y conservables sin refrigeración, las salsas La Costeña y los jalapeños Del Valle en lata no paguen impuesto, como cualquier alimento procesado, sea queso Brie o jamón de bellota. Que el arroz no pague IVA, bien; pero ¿por qué no lo va a pagar el arroz precocido, el risotto al azafrán o al estilo Nueva Orleans que está en cinco minutos?

 

¿Por qué no pagan IVA los cultivos hidropónicos? Tampoco los ahora llamados “orgánicos” (aunque no imagino un tomate no orgánico, a menos que sea de vidrio). IVA a todo alimento procesado, leche deslactosada, frijoles instantáneos, espinacas congeladas, salsas en lata.

 

La propuesta de Santiago Levy sigue siendo inmejorable: fracción del IVA etiquetado para Seguro Universal y pensiones. Con una canasta básica exenta.

 

 

 

AMLO y capitales contra la reforma fiscal. Germán Larrea, cabeza del poderoso Grupo México, amenazó con sacar su dinero de México de aprobarse la reforma fiscal; Ernesto Cordero, famoso senador del PAN, va contra la reforma fiscal. El presidente de la Confederación Patronal, Coparmex, Juan Pablo Castañón, destruirá las carreras políticas de legisladores que hayan votado por la reforma fiscal. AMLO, a quien el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, llamó mentiroso, falso y “Snowden mexicano con pruebas inventadas”, ese mismo AMLO que a todos llama traidores a la patria, va con Germán Larrea, Cordero y la Coparmex… contra la reforma fiscal. También lo acompaña Manuel Bartlett, secretario de Gobernación del PRI acusado del fraude contra Cárdenas en 1988. Lo sabido: AMLO siempre ha sido de derecha, escribió el Himno al PRI y presidió el PRI-Tabasco. Ahora es de ultra-derecha, aliado de los grandes capitales y de las televisoras.

 

Su mayor éxito ha sido conseguir que un porcentaje de mexicanos, cada vez menor, pero más iracundo, mire el mapa al revés para que los eternos enemigos de la izquierda queden a la izquierda.

 

 

 

Novedad 2013: No hubo barco para mí, Cal y Arena

 

www.luisgonzalezdealba.com

 

Twitter: @luisgonzlezdea