La calle

Desprestigio de los derechos humanos

Un juez corrupto y, en términos correctos y técnicos, hijo de puta, siempre podrá encontrar en la prueba P, foja 87, inciso Q, una mancha de aguacate que hace poco legible una palabra y, corrompiendo la noción de debido proceso, poner en libertad a un criminal que otras 52 pruebas señalan como seguro secuestrador y asesino.

Así es como los acotamientos legislados para defensa del ciudadano, y su presunción de inocencia, han caído en total desprestigio, arrastrando en la tolvanera los derechos humanos.

No hay delito más abominable que el secuestro porque todos estamos inermes ante los criminales y es delito que se extiende por días y semanas o meses de incertidumbre y terror para la familia, de agonía y tortura para el secuestrado.

Ya éramos muchos y parió la abuela: el poder Judicial está apenas por encima del Legislativo en desprestigio. Nunca había visto tanto entusiasmo como al subir una idea que anda en redes: para calmar al volcán Popocatépetl arrojemos cada hora al cráter un diputado o un senador, a Lola Padierna como Lola del Río en Ave del Paraíso.

Al desprestigio de jueces y Ministerio Público, al estigma perpetuo sobre la PGR se añaden, por torpeza inaudita del presidente Peña Nieto, los Expertos Independientes (encabezados por gente con graves problemas legales en sus respectivos países) y unos forenses argentinos que exigen, en olvido completo de su función, que así como ellos publicarán sus "resultados" en el caso Ayotzinapa-Iguala-Cocula-PRD-Guerreros Unidos-Los Rojos, así exigen otro tanto a la PGR.

¿Se trata de competencias? Sí: los buenos, pagados como asesores por los malos, la PGR. Han olvidado los argentinos y el GIEI que los paga México para colaborar en investigaciones a cargo, por ley, de la PGR. Y se erigen en acusadores del patrón. Nomás el GIEI ha cobrado tres millones de dólares por nada. Solo han batido con ideología radical chic la primera investigación clara en 40 años. Se les transparenta el odio a sus respectivas fuerzas armadas proyectado a México.

Medalla BELISARIO DOMÍNGUEZ 2016 a Gonzalo Rivas Cámara, que perdió la vida —quemado por normalistas— al salvar cientos: #LaBelisarioParaGonzalo.

www.luisgonzalezdealba.com
@luisgonzlezdea