La calle

Sois la ocasión de lo mismo que culpáis

Los mexicanos tenemos una queja nacional: las autoridades no hacen su tarea. Casi siempre es verdad. Pero no es sino el resultado de una ciudadanía que espera soluciones de arriba cuando las tiene a la mano. Un ejemplo reciente: “¡No les compren!”, clama Jorge Gaviño, director general del STC, como solución a los bocineros que aturden al pasaje en el Metro del DF. Y a los peatones en San Juan de Dios, Guadalajara, y por donde se encuentre comercio ambulante que hace detestable la vida cotidiana en una ciudad. Somos ocasión de lo mismo que culpamos, diría Sor Juana.

Exigimos que el INE cancele el registro del Partido Verde, pero le damos con votos diputados y alcaldes. “Gran victoria del Partido Verde en Chiapas”, fueron los titulares al término de los comicios locales: “En conferencia de prensa conjunta con el dirigente nacional, Arturo Escobar y Vega, dijo que el Verde se congratula con los resultados preliminares que dan ventaja en algunos municipios como Tuxtla, Tapachula, Ocosingo, San Juan Chamula, San Cristóbal, Margaritas y Tonalá”.

El Verde se nos burló en las narices: pagaba su multa mientras continuaba infringiendo las normas electorales. Pero la táctica le resultó: los votantes le dieron triunfos inmerecidos, avalados en urnas. Los leones que se ganaban su media res trabajando en circos, mueren de abandono y hambre. Un claro sofisma triunfó entre legisladores al tambor del Verde y su “protección” de animales.

Nada puede hacer, ni debe, el INE contra la voluntad expresa de los ciudadanos. ¿O a veces sí y a veces no?

Vagoneros, bocineros y ambulantes son un problema que debemos “afrontar con decisión y el apoyo de los usuarios, a los cuales exhortamos a no adquirir mercancía en los trenes. Debemos impulsar una nueva cultura cívica del usuario...”, sostuvo Gaviño.

Pero la clientela hasta les permite pagarse tecnología: megáfonos para atronar tímpanos.

¿Y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por los normalistas que incendiaron a propósito la gasolinera donde trabajaba?

Cuento: El vino de los bravos (y unos tequilas), Planeta.

 

www.luisgonzalezdealba.com

@luisgonzlezdea