La calle

¿Nos consultarán sobre lo que no sabemos?

La técnica y las ocurrencias no son buenas aliadas, se comprobó con El Peje y su idea de perforar pozos de petróleo como si fueran de agua… aunque el petróleo no esté en grandes charcos a presión, como antes, sino entre arenas de las que no salta ningún chorro.

La risible ignorancia de AMLO es de carcajada hasta caer al suelo y rebotar contra el piso: un pozo de petróleo no exige mayor tecnología que uno de agua: nomás el agujero es más hondo. Estamos, señores y señoras, no ante un agujero hondo, sino ante un agujero negro del que nada sale. Y quiere gobernar México.

El petróleo que se encontraba en depósitos enormes de chapopote y brotaba en el patio del Pato Donald, ahora se encuentra en arenas, en formaciones de roca porosa. Pudo abrir Wikipedia, pero no sabe qué es eso, no lee nada, ni tres libros ni uno:

“El petróleo de esquistos bituminosos o shale oil, es un petróleo no convencional producido a partir de esquistos bituminosos mediante pirólisis, hidrogenación, o disolución térmica. Estos procesos convierten la materia orgánica contenida dentro de la roca (querógeno) en petróleo sintético y gas. El petróleo resultante puede ser utilizado como combustible o ser mejorado para ajustarse a las especificaciones del material que alimenta una refinería mediante el agregado de hidrógeno y la eliminación de impurezas tales como azufre y nitrógeno. Los
productos refinados pueden ser utilizados para los mismos fines que aquellos obtenidos a partir del petróleo crudo.”

El Instituto de Geofísica de la UNAM tiene en línea (explicarle qué es eso) un estudio titulado: “El cinturón de Plegado Perdido Mexicano. Estructura y Potencial Petrolero”. Son pliegues y fallas que hacen variar mucho a escasa distancia, la profundidad y la forma de los mantos petrolíferos. Antes de “hacer un hoyo” se debe conocer la estructura del fondo marino y del subsuelo bajo el fondo. Y ni así hay certeza, por algo se denominan ahora “contratos de riesgo” los que el presidente Cárdenas llamó, en la Ley promulgada el 30 de diciembre de 1939, “contratos con los particulares (…) mediante compensaciones en efectivo o equivalentes a un porcentaje de los productos que obtengan”.

“De riesgo” porque compañía que no encuentra petróleo pierde toda su inversión. Hasta 1965, Pemex le pagaba, sin riesgo, hubiera o no petróleo.

¿Por qué te me moriste, Búho?

En el tornado grado 5 de una mudanza, aparecieron papeles que no recordaba tener: la carta original que Pepe Revueltas me envió, de la crujía M a la C, de Lecumberri, luego de leer el manuscrito de Los días y los años, mi crónica del 68 comenzada como base con la que Raúl Álvarez y Gilberto Guevara harían el análisis político… que no hicieron, y mi nota en hoja que casi se deshace. Dice:

“Al terminar ‘Los días y los años’ puse el manuscrito dentro de una bolsa y salí con los muchachos que iban al campo de juego como todos los jueves. (…) Llamé a Revueltas.

“—¿Recuerdas lo que estaba escribiendo? Aquí te lo traigo. A ver cómo lo encuentras.”

La respuesta de Revueltas, meses después, tiene esta fecha: “Cárcel Preventiva. Octubre 29, 1970.

“Querido Luis González de Alba:

“Leí el material de tu novela. Comienzo por decirte algo que tú habrás de saber mejor que cualquiera…”

La carta de Revueltas se encuentra en sus Obras Completas editadas por ERA. Y me hubiera gustado recordar ese dato para controlar la necedad sin pruebas del Búho sobre qué vio y oyó, el 2 de octubre, lo que, desde donde estuvo (departamento cerrado del quinto piso del Chihuahua y con orientación contraria a la plaza), no pudo ver ni oír. Pero ocurrió junto a mí: el pánico del Batallón Olimpia al percatarse de que el Ejército no los reconocía y les disparaba a matar. Nuestra discusión, en el foro en línea de Nexos, fue agotadora. Habría terminado con una cita: la fecha en la carta de Revueltas, y la fecha en que el Búho publicó en Por qué su artículo “¡Batallón Olimpia! ¡No disparen!”: octubre o noviembre de 1970. No lo sé porque nunca lo he leído.

Novedad 2013: No hubo barco para mí, e-book: http://amzn.to/1jmE5tG

www.luisgonzalezdealba.com

http://twitter.com/luisgonzalezdea