La calle

Psst, GIEI, ¿ya entrevistaron al sacerdote?

Ángela Buitrago, líder del GIEI que desecha pruebas de la UNAM, el IMP y la U de Innsbruck en el caso Ayotzinapa, siendo fiscal de Colombia falsificó pruebas y desechó otras para sentenciar con 30 años de prisión al coronel Luis Alfonso Plaza Vega, quien retomó el Palacio de Justicia, ocupado por el grupo terrorista M-19. Este 16 de diciembre la Corte Suprema de Colombia declaró inocente al coronel (La Razón, 6.I). Pasó 8 años encarcelado. Ya eran conocidas las ligas de Buitrago con la guerrilla de Guatemala. Luego, ¿cómo logró darse baños de experta y de independiente?

Según la misma nota, el coronel Plaza Vega dirigió las operaciones del 6 y 7 de noviembre de 1985. Después de la acción militar hubo 11 terroristas desaparecidos. Sin duda un caso de desaparición forzada. La fiscal Buitrago ordenó en 2007 la aprehensión del coronel. Habían pasado 22 años, pero la desaparición forzada se considera un delito continuo, así que no corre el plazo para que prescriba.

Para conseguir la condena del militar que había comandado la recuperación del Palacio de Justicia, Buitrago "desechó testimonios que exoneraban al coronel". Al tomar en cuenta esas pruebas, la Corte ordenó la libertad del militar hace tres semanas.

No asombran los "expertos" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, después de todo se han embolsado ya 3 millones de dólares para no sabemos qué estudios, análisis, laboratorios. Lo que asombra es su contratación para "revisar" lo hecho por la UNAM, el IMP e Innsbruck.

Desde octubre de 2014, a pocas semanas de la tragedia, el sacerdote católico y auxiliar de inmigrantes, Alejandro Solalinde, sostuvo ante los padres de los entonces desaparecidos, en la propia escuela normal, que sus hijos habían sido asesinados e incinerados. A la reacción de los padres se adelantó la de los líderes que veían volar su botín político y económico. Impidieron que el sacerdote oficiara una misa por los muertos y lo echaron de la escuela normal con su sotana blanca de misionero.

¿Ya le preguntaron los "expertos" del GIEI cómo lo supo? O no les importa porque esa hipótesis ya no les conviene.

Cuento: El vino de los bravos (y unos tequilas), Planeta.

www.luisgonzalezdealba.com
@luisgonzlezdea