Panóptico

“¡Ya ni la friegan!”

El pasado 16 de julio, el Consejo Cívico de las Instituciones Laguna señala en su monitoreo semestral de incidencia delictiva que “la tasa de robo violento en la Zona Metropolitana de La Laguna es, en promedio, dos veces mayor a la media nacional”. De enero a junio de 2014, se registraron 2 mil 89 robos con violencia, para un promedio de 11.6 robos diarios. Mil 932 de éstos impactaron a casa habitación, negocio y banco.En Torreón, el crecimiento de 2013 a 2014 es de 45 por ciento; mientras en Gómez Palacio es de 142 por ciento. Paralela a esta sangría patrimonial, el robo de vehículo con violencia disminuyó de 754 en el primer semestre de 2013, a 423 en el mismo período de 2014. Y el homicidio doloso pasó de 311 a 140 en el mismo comparativo semestral. Ante estas cifras, ¿cómo respondieron los responsables de brindar seguridad a los laguneros? José Miguel Campillo, alcalde de Gómez Palacio “reconoció los números del Consejo Cívico, pero advirtió que van a la baja (sic)”. La Fiscal de Durango, Sonia de la Garza declaró que a pesar de todo, “Durango continúa sin ‘focos rojos’ (mega sic)”. Para no quedarse atrás, Miguel Riquelme comentó que “el índice delictivo publicado por el Consejo Cívico no era nuevo”. Pues aunque “reconoce el alza en robos con violencia, consideró que no son situaciones para alarmarse, ya que las reuniones semanales de seguridad sirven para inhibir delitos (recontra mega sic)”. Y para evitar que pensáramos en su “guevonés”, Miguel afirmó que “no están sentados (tomándose un café en el Wings), ni dormidos (hasta las diez de la mañana, como algunos editorialistas que él conoce), por lo que prevé una disminución general en los índices delictivos” (recontra mega hiper sic). Campillo, de la Garza y Riquelme erraron si buscaban con sus “declaraciones” (o negaciones) tranquilizar a los laguneros. Por el contrario, olvidaron que cuando el miedo habita en el corazón, reconoce de inmediato si una “percepción de seguridad” es construida mediáticamente por las autoridades. Sobre su incapacidad discursiva para respetar y ser sensibles a la inteligencia ciudadana van tres datos: En 2013, el INEGI reporta que Coahuila está arriba de la media en homicidios con 770, para ocupar el lugar 10 en el país. El Observatorio Nacional Ciudadano registra que “las cifras sobre homicidios dolosos no cuadran entre el INEGI y el Sistema Nacional de Seguridad Pública, porque las Procuradurías Estatales no entregan datos veraces.” El Semáforo Delictivo precisa 4 mil 772 denuncias por lesiones, robo a negocio y violación en este primer semestre en Coahuila. Cierto. Algunos indicadores en inseguridad van a la baja, pero la insensibilidad, la falta de respeto e inteligencia discursiva de los responsables con los laguneros, continúan a la alza y terminan por distorsionar los esfuerzos realizados en esa dirección. ¡Ya ni la friegan! 



canekvin@prodigy.net.mx