Panóptico

“Zermeño: ¿Víctima o Pragmático?”

En pleno aguacerazo estaba Jorge Zermeño, sacando agua de la cochera de su casa, con impermeable Grainger con capucha color azul y botas Timberland de plástico blanco. Y pensaba: “¡Joder! Si así llueve aquí, en La Rosita, qué tan inundadas no estarán Las Villas”.

Después de 90 minutos, Jorge recordó una urgente tarea; definir la ruta crítica de su gobierno.

Despojado de su indumentaria; se duchó, empijamó, enpantufló y se sentó en su sillón con una copa de tinto Vega Sicilia Gran Reserva. Chipi chipi chipi; afuera, una lluvia ligera insistía.

Se puso sus gafas y tomó unas hojas entre sus manos. La primera decía: “Jorge, tienes sólo 6 meses para reelegirte.

Debes gobernar, en terreno minado, con máximo sentido de rentabilidad electoral. Tienes 2 alternativas.

“Plan A: Adopta el papel de víctima. Culpa a Miguel Riquelme del desastre heredado. Administra los problemas sin resolverlos a fondo. Hazte portavoz de la ciudadanía afectada por la gestión riquelmista y genera la expectativa de tu reelección para atacar los rezagos frontalmente.

“Punto en contra: Esta actitud victimizada puede revertirse y confundirse con ineptitud para adaptarse al Siglo XXI.

“Plan B: Asume una actitud pragmática. Coordínate con el próximo gobernador. Mínimamente, si fuese Riquelme. Trabaja rápido, servicios públicos e imagen urbana. Estalla, sin resolver de inmediato, el manejo opaco de recursos y obras incompletas. Abandera la lucha anticorrupción. Negocia una salida para después del 1º de julio, al conflicto con trabajadores sindicalizados y el problema legal SIMAS-Ecoagua. Reactiva el IMPLAN. Recuerda. No eres Juan Camaney: coordínate en temas de seguridad con el Grupo de Coordinación Operativa Estatal y la Coordinación del Mando Especial Laguna. No corras riesgos imperdonables. Te arrepentirás. Genera una esperanza de mejor futuro.

“Punto en contra: Esta actitud pragmática, pero protagónica, dificultará tu relación con el gobernador; más, si es Riquelme.” 

La lluvia arrecia; mientras Jorge duerme. Entre sus sueños: ¡ostia! ¿qué decidirá? 


canekvin@prodigy.net.mx