Panóptico

“Entre la Trumpada o la Hilariada: El Diablo”

Tecleo este artículo desde una cueva empotrada en una montaña del semidesierto coahuilense. Tengo 40 días y 40 noches en ayuno y oración. Me he privado, como el profeta Daniel, de “carne, vino y manjares delicados”. Porque como él, recibí el mensaje de que un gran conflicto en el Imperio, entre dos truhanes llamados Donaldo e Hilaria, atraería calamidades a nuestro país.

Durante estos 40 días y noches he sido tentado por el Demonio, quien perverso pretende distraerme cuando garabateo notas para esta columna y me insiste: “Escribe sobre ‘el Mono’ y su penetración en el mundo empresarial y político. O redacta algo, sobre la pobreza política y metafórica de Miguel Riquelme cuando llama a las Organizaciones de la Sociedad Civil laguneras, ‘lobos con piel de oveja’. 

“No pienses si sería peor para México, que se lo lleve la Trumpada o la Hilariada. Pues en ambos casos le irá de la tiznada. 

“Con uno habría un muro de concreto pagado por nosotros. Con la otra, un muro virtual con ‘cámaras, detectores de calor, drones y vigilancia satelital a lo largo de la frontera’. El expulsaría a los migrantes ilegales. Ella impulsaría una Reforma Migratoria a medias, porque el Congreso no le permitiría ir más allá y luego blindaría la frontera con titanio. 

“Trump derogaría el TLC. Hilaria lo limitaría para responder a las exigencias corporativas y sindicales de los sectores automotriz, acerero y de transportes.  

“Con Donald resurgiría la consigna: Solos contra un mundo que nos pertenece y habremos de conquistar. Con Hilaria ocurriría lo mismo, como hasta hoy, pero liderando a países del primer mundo para asegurar su política expansionista. 

“De distintas maneras ambos intervendrán en nuestros ámbitos de derechos humanos y seguridad pública. Y gane quien gane, Estados Unidos quedará dividido y los migrantes mexicanos, más que nunca, sufrirán discriminación y crímenes de odio racial. 

“Despreocúpate, toma algo de vino, come un poco de carne y  una pizca de estos manjares, y escribe sobre lo que te pido…”.



canekvin@prodigy.net.mx