Panóptico

“Transparencia `tipo` Torreón”

¿Qué pasa si a usted, apreciado lector, su Alcalde le dice que a “Chuchita la bolsearon”, y sin vergüenza le oculta el destino de sus impuestos, convertidos cual acto de magia en una deuda en SIMAS por 421 millones, y una total por mil millones de pesos?


¿Qué acontece si el nuevo Presidente Municipal le promete, que ahora sí, habrá transparencia de “la buena”? ¿Ríe usted cual infante emocionado? ¿Siente vibrar su corazón ilusionado? ¿Da brincos esperanzados? O, ¿”encaboronado” decide actuar en estricta vigilancia de la rendición de cuentas y uso transparente de sus impuestos?
Miguel Riquelme tiene una doble encomienda: Cubrir las espaldas de su compadre Eduardo Olmos Castro y generar una “atmósfera de transparencia selectiva” que apacigüe los ánimos de los “encaboronados” torreonenses. Esta cronología ilustra lo anterior a partir de las contradicciones entre el discurso de Miguel y los hechos.

01/01/2014: Transparencia, orden, eficacia y resultados, promete Riquelme al iniciar su gestión.
28/01/2014: Miguel propone la creación del Consejo Ciudadano para la Transparencia.
02/01/14: El Cabildo aprueba la creación del Consejo Ciudadano para la Transparencia de Finanzas Municipales.
08/02/2014: Riquelme acusa a integrantes de PC29 de perseguir fines políticos y hasta económicos.
09/02/2014: Aprueban el Reglamento del Consejo Ciudadano de Transparencia.
17/02/2014: Regidores panistas cuestionan la falta de documentación detallada en la mayoría de los rubros y anomalías en el proceso de entrega-recepción.
19/02/2014: Miguel tilda esas acusaciones de “precipitadas, prematuras y con cierto grado de protagonismo”. Evita discutir con Regidores porque le parece “desgastante”; y evita “interpretar las verdaderas razones por la que están sumándose todos en esta causa.’’
20/02/2014: El ICAI señala que Torreón es el municipio con más recursos de inconformidad por solicitudes de información mal contestadas. Riquelme responde que ya trabaja al respecto.


Cobijado por la retórica institucional sobre el tema de transparencia, Miguel avanza en crear una “atmósfera de confianza”; empero, elimina a PC29 por poner el dedo en una purulenta llaga: SIMAS. Y soslaya las demandas de Regidores panistas. Para caminar hacia el nombramiento de los integrantes del Consejo Ciudadano para la Transparencia. ¿Quiénes serán ellos? ¿Qué mecanismos serán utilizados para elegirlos? ¿Cuáles serán sus funciones? ¿Tendrán éstos el carácter para asegurar una estricta rendición de cuentas y transparencia en el manejo de los impuestos de los torreonenses? O simplemente reirán, sentirán vibrar su corazón y darán brincos esperanzados.


Usted amable lector, ¿los prefiere así o encaboronados?


canekvin@prodigy.net.mx