Panóptico

“Torreón, Gallina Descabezada: ¡No!” (2).

“Lo admirable es que el hombre siga

luchando y creando belleza en medio

de un mundo bárbaro y hostil”. 

Ernesto Sábato


La Sociedad Civil Organizada tiene ante sí, la responsabilidad de armar una Agenda Ciudadana que defina el Torreón futuro por construir. Más allá de sus limitaciones, propias de su etapa de desarrollo, la tarea es urgente ante el inminente arribo de un presidente municipal y un gobernador estatal en 2017.

Las alternativas son: Enfrentar los perfiles y las propuestas de los candidatos con agendas desarticuladas, dispersas y enraizadas en el presente o, construir una Agenda consensada, compartida y repleta de futuro para Torreón.

Dicha Agenda tendría tres características: Diagnósticos ejecutivos y propuestas puntuales desde la perspectiva del diseño y aterrizaje de políticas públicas. Los temas serían movilidad sustentable, medio ambiente, cultura, recuperación de espacios públicos, transparencia y rendición de cuentas, seguridad pública, prevención del delito, empleo e inversión. Esta Agenda enfatizaría la capacidad transversal de la ciudadanía para monitorear el origen y destino de los recursos públicos destinados a las áreas antes mencionadas. 

El objetivo central de esta Agenda es uno: Ciudadanizar el poder público de manera integral. 

Construirla evitaría que el futuro de los torreonenses sea, como lo dicta la tradición, el resultado de componendas entre grupos de poder económico (empresarios, comerciantes, constructores, ganaderos, lecheros, etcétera) y los gobiernos municipal y estatal. 

¿Por qué no atreverse a imaginar una Sociedad Civil Organizada, desde la clase media, con la capacidad de proponer una visión de futuro, más amplia e incluyente, para Torreón? ¿Por qué no atreverse a pensar que ésta, con dicha Agenda en mano, apoyaría el perfil para la presidencia municipal y la gubernatura en 2017, que mejor se adecuará a esa visión de futuro ciudadanizada? 

Este es el momento para actuar de la Sociedad Civil Organizada de Torreón; más allá de sus egos desfasados por la historia; más allá de su soslayo por armar alianzas y coaliciones a su interior; y más allá de su debilidad intermitente para incidir en las políticas públicas municipales y estatales. 

Este es el momento de reconstruir nuestra inteligencia colectiva para ponerla al servicio del futuro de nuestro bien amado Torreón. 


canekvin@prodigy.net.mx