Panóptico

“Torreón, Gallina Descabezada: ¡No!” (I)

“Ojalá podamos tener

el coraje  de estar solos

y la valentía de arriesgarnos

a estar juntos”.

Eduardo Galeano


¿Utiliza Torreón su inteligencia colectiva para definir su futuro como ciudad? No. ¿Integra esa inteligencia, el Plan Estratégico Metropolitano del IMPLAN-Torreón realizado por 300 notables? Tampoco. ¿Es posible confeccionar una agenda ciudadana que defina el futuro de Torreón, desde una perspectiva que no reconozca diferencias entre clases sociales, género, edad, escolaridad, preferencias religiosas y sexuales? ¿Es factible construir dicha agenda desde la sociedad civil organizada, con ánimo tolerante e incluyente? Si.

La inteligencia colectiva torreonense está en efervescencia desde 2011. Los rostros para nutrir ese futuro posible para Torreón han sido Ruedas del Desierto, Participación Ciudadana 29, Moreleando, Taller El Chanate, Encuentro Ciudadano, Laguna Yo Te Quiero, Distrito Colón y Renacer Lagunero entre otros.

¿Por qué la luminosidad de esos fuegos individuales no se ha convertido en una llamarada colectiva capaz de armar esa agenda ciudadana cargada de futuro? ¿Por qué en palabras de Eduardo Galeano,
“esa gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, no se ha decidido a cambiar el mundo” de manera conjunta.

Tres son las razones que definen el desarrollo de la Sociedad Civil Organizada en este momento: Predominan los liderazgos sobre las organizaciones;  pesan más las agendas particulares  de las OSC, que la cooperación traducida en coaliciones u alianzas y, sus capacidades para incidir en las políticas públicas del gobierno municipal son débiles. No existe entre ellas, un sentido de unidad compartido y estratégico.

Por ello, nuestras OSC no pueden asumir, a cabalidad, su diálogo con el presente y el futuro de la historia torreonense. Sin embargo, de manera paradójica, a ellas corresponde dibujar y aterrizar esa agenda ciudadana que reclama Torreón de manera urgente: Para evitar la visión elitista de corte científico o empresarial, e incluir, de abajo hacia arriba, todas y cada una de las voces tradicionalmente excluidas.

Para nuestras OSC, recuperar la inteligencia colectiva de los torreonenses para colmarla de futuro, es una tarea insoslayable. Porque “al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”. Y, seremos juzgados por eso. 


canekvin@prodigy.net.mx