Panóptico

“Santosmanía: ¿Identidad Lagunera?”

Lo impensado sucedió: El Santos Laguna coronó su quinta estrella de campeón; mientras un torrente de júbilo inundaba La Comarca Lagunera. La catarsis colectiva adquirió un rostro sin raíces o cronología. Éramos laguneros, orgullosos de nuestra identidad, más allá de “estrecheces y miserias” cotidianas.

Explotamos y gritamos como uno sólo, para callar hasta el sexto campeonato. ¿Es suficiente esta faceta futbolera para definir nuestro orgullo lagunero? No. Esta es una dimensión cultural insustituible, pero siempre complementada por las dimensiones económica, medioambiental y política.

Porque la construcción de nuestro porvenir unifica a las cuatro, día con día. 

En lo económico: ¿Poseemos las fuentes de trabajo que aseguran un salario digno y justo para nuestros trabajadores? ¿Tenemos un empresariado, unido y fuerte, para buscar y exigir más inversión? ¿Existe una visión económica de largo aliento que integre a los laguneros para construirla paso a paso? En lo medioambiental: ¿Cuidamos y preservamos un futuro sustentable para nuestros hijos y nietos? ¿Qué hacemos por nuestras áreas protegidas como la Sierra de Jimulco, el Cañón de Fernández y la Reserva de la Biosfera de Mapimí? ¿Nos preocupa el excesivo e indiscriminado uso del agua para el cultivo de alfalfa? ¿Nos mortifica el hidroarsenicismo que resulta de esa sobreexplotación de nuestros mantos acuíferos? 

En lo político: ¿Tenemos un gobierno preocupado –realmente- por ciudadanizar y transparentar el ejercicio del poder municipal? ¿Existe una red de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) articulada con sentido metropolitano y estratégico que busque incidir en el diseño e implementación de políticas públicas municipales? ¿Con qué frecuencia tiramos la basura en su lugar, respetamos los espacios destinados para personas discapacitadas o nos preocupamos de manera solidaria con los más necesitados? ¿Participamos de manera activa para exigir un mejor gobierno?Mi orgullo no cabe en Coahuila por el quinto campeonato del Santos. Empero, no es suficiente. Nuestra identidad lagunera está trunca.

Nunca dejemos de trabajar hasta completarla. Solo así, podremos demostrar nuestro verdadero espíritu de Guerreros. 


canekvin@prodigy.net.mx