Panóptico

“San Jorge vs Los Tirititos Priistas”

Llega San Jorge (Zermeño) montando un caballo brioso y acorazado a Torreón. Protegido por su pendón de la Cruz llega para vencer al dragón Corruptus Indecentis. Su armadura es tan resistente como el diamante y el carbono. Su lanza es de grafeno y osmio.

Sectores mayoritarios de clases populares, medias y altas aplauden su galopar. Mientras miro esta imagen; de sopetón me cae una frase de mi querido Julián Herbert, cuando escribe en “La Casa del Dolor Ajeno”: “Torreón es una ciudad profundamente porfirista que ama la revolución con ardor de quinceañera”.

A 33 cuadras del desfile de San Jorge conspiran un grupo de priistas en el restaurante Denys. No aptos para metáforas escalofriantes, en el mejor estilo de “Pinky y Cerebro”, estos tricolores maquinan tumbar al Santo Patrono torreonense para ganar las elecciones del 1º de julio.

Agobiados, su imaginación les llegó hasta aquí:

Tiritito 1: Desatar una campaña de desprestigio en redes sociales.

Tiritito 2: Exigir su renuncia y la de sus Regidores para hacer campaña aunque es permitido por la ley electoral.

Tiritito 3: Provocar confrontaciones con reporteros pintados de priistas.

Tiritito 4: Exacerbar su conservadurismo al detener transexuales o al desatender exigencias de colectivos de familiares de desaparecidos o de la Red de Mujeres preocupada por erradicar la violencia de género en Torreón.

Tiritito 5: Amplificar su vena autoritaria: caso SIMAS.

Tiritito 6: Bloquearle proyectos para demostrar su ineficiencia mediante organismos empresariales afines al tricolor: caso CLIP en la remodelación de la Colón.

¿Acaso con estos tirititos, estos priistas piensan abollar el aura inmaculada de San Jorge blindada por la pleitesía de sus fanáticos feligreses de clase popular, media y alta? Imposible.

Con la réplica de la Capilla Sixtina, San Jorge aglutinará a esas mayorías conservadoras de Torreón para ignorar esos tirititos mal intencionados y poder reelegirse mientras trota en su vigoroso corcel y su pendón de la Santa Cruz ondea contra los bellos atardeceres laguneros. 



canekvin@prodigy.net.mx