Panóptico

“Rubén: ¿Fracking o no Fracking?”

Rubén Moreira mira fijamente una calavera que sujeta con su mano izquierda y exclama:“¡Fracking, o no fracking es la pregunta!“. E inspirado en el Hamlet de Shakespeare se interroga: “¿Qué debe más dignamente optar el alma noble, entre sufrir de la fortuna impía el porfiador rigor, o rebelarse contra un mar de desdichas, y afrontándolo desaparecer con ellas?”.


Aparece el fantasma de la fortuna impía que le susurra al oído derecho: “Rubén, tienes que aterrizar la Reforma Energética en la Cuenca de Burgos. Recuerda que Pemex invirtió 220 millones de dólares para precisar la ubicación de los pozos.


“El Instituto Mexicano del Petróleo está realizando las pruebas exploratorias para iniciar la extracción del gas en 2016. PEMEX solicitó a la Secretaría de Energía explotar el 15% del Gas Shale, para permitir la explotación empresarial del 85% restante.


“¿Te imaginas Rubén la emoción de tener empleo e inversión en Coahuila, gracias a Exxon, Chevron, Conoco Phillips, Shell, Grupo México y AHMSA?
“Tu Secretario de Desarrollo Económico no miente, cuando asegura que ‘una corporación en una primera etapa podría invertir hasta 7 mil millones de dólares, y en una segunda y tercera etapa hasta 50 mil millones de dólares’.


“¿Te imaginas? Dejarías la gubernatura en 2017 entre bonanza económica. Feliz”.


Desaparece este fantasma, llega el de la rebeldía que le habla en el oído izquierdo a Rubén: “Tu y yo sabemos que el frackingno es una práctica sustentable; utilizas de 15 a 23 millones de litros de agua por pozo; si proyectas 10 mil pozos a futuro, debes extraer de150 mil millones 230 mil millones de agua, que te recuerdo, no es recuperable o reciclable.


“¿Sabes cuánta existe en el subsuelo de la Cuenca de Burgos? ¿Conoces el impacto que tendría usar esa agua para la supervivencia de los habitantes, la fauna y la florade esa región?


“¿Qué opinas de los daños a la salud de lostrabajadorescausados por los químicos utilizados para perforar los pozos? ¿O del impacto que tendrá la fuga del gas metano que agrava el calentamiento global? ¿O de la aparición de terremotos imprevistos?”.


“Tu defendiste el rescate de la Sierra de Zapalinamé y de Cuatro Ciénegas; ¿porqué no, Cuenca de Burgos? ¿Acaso te lo impiden los intereses económicos y políticos involucrados en la extracción del gas?


“Si te rindes Rubén, tu probada preocupación por los derechos humanos de los coahuilenses desaparecería; y la historia te recordaría, como el Gobernador que trajo inversión y empleo a costa de la muerte medio ambiental y humana de una región”.
Desaparece el fantasma, y la calavera espeta: “Este es tu dilema Rubén; sufrir de la fortuna impía el porfiador rigor, o rebelarte contra un mar de desdichas y afrontándolo, desaparecer con ellas”.


canekvin@prodigy.net.mx