Panóptico

“El Espectro del Fanatismo”

Un espectro se cierne sobre Coahuila: el del fanatismo. “En torno a este espectro se han juntado en santa jauría todas las potencias”; el alto y mediano empresariado, algunos líderes de opinión y medios de comunicación, conservadores radicales de clase media y alta, activistas otrora “ciudadanos” y los oportunistas de siempre.

No están solos. Desde la otra orilla del Río Nazas los observan cientos de miles de marginales pobres; clientes electorales del partido en el poder.

De un lado a otro, vuelan diatribas, blasfemias y maldiciones, colmadas de necedad, insensibilidad y agitación; porque ambos bandos exigen tener la  verdad y la razón.

Mientras unos abrazan esa verdad para pensarse moralmente superiores; los otros, también la ciñen para asegurar su supervivencia a secas.

Ingenuos ambos, luchan por un poder que no les pertenece; el mismo que los domina y explota a través de los partidos políticos.

Empero, unos y otros, sin excepción sufren de la misma locura que exacerba “la incapacidad para pensar, la amoralidad y la hiperexcitación”; vías regulares, según el poeta Fernando Pessoa, para ser internados en el manicomio por una eternidad.

Sin duda, estas elecciones parieron un monstruo indomable para el próximo Gobernador. Un Can Cerbero; “monstruo de tres cabezas con serpiente en lugar de cola e innumerables cabezas de serpiente en el lomo.” Sí, el guardián de la puerta del inframundo del fanatismo ciego e histérico; que impide la salida de los muertos y la entrada de los vivos.

Este perro-demonio dificultará la reconciliación de esas facciones; trompicará el reencuentro de parientes y amistades; y sobre todo, obstaculizará la edificación de la legítima credibilidad del próximo Gobernador.

¿Cómo gobernará un estado fanatizado que profundiza el abismo entre los sectores dominante y de la periferia? Si. Entre los iluminados por la democracia y la ciudadanía; y los desterrados, por necesidad económica, de las mismas.

Ojalá ese Gobernador pueda domesticar ese espectro maligno. Y unificar a Coahuila. Por el bien de todos.



canekvin@prodigy.net.mx