Panóptico

“Dos Enriques: Solos contra el Mundo”

Enrique Peña Nieto y Enrique Ochoa Reza entregarán el poder presidencial a la oposición en 2018.Peña Nieto está solo: Sin aliados estratégicos. La reforma en telecomunicaciones dejó fuera a Carlos Slim y a Emilio Azcárraga.

La fiscal dejó fuera a la cúpula empresarial y a los medianos empresarios. La energética dejo fuera a las clases medias y populares. La educativa dejó fuera a la CNTE y a el SNTE.

La reforma que legaliza los matrimonios homoparentales dejó fuera a la iglesia católica.

Peña Nieto radicalizó su soledad, al encerrarse con Miguel Osorio, Luis Videgaray y Aurelio Nuño en una burbuja para no responder de manera directa y transparente a flagrantes casos de corrupción y violación de los derechos humanos. 

Los gritos enardecidos de la sociedad civil nacional e internacional que exigen justicia ante la impunidad de la casa blanca, la de Malinalco, las matanzas de Ayotzinapa, Tanhuato, Tlatalaya, etcétera.,  rebotaron contra esa esfera construida en Atlacomulco.

Aislado y solo, Peña Nieto encomienda a Manlio Fabio Beltrones la operación política de las elecciones del 5 de junio pasado, para fortalecer al último de sus aliados estratégicos: El PRI.

Con esta responsabilidad le exige, además: Respetar la lista de sus candidatos; encubrir los excesos de César Duarte, Javier Duarte y Roberto Borge y, aguantar “el fuego amigo” de Videgaray y Osorio Chong durante las elecciones.

La ciudadanía votó contra la gestión peñanietista y los resultados fueron desastrosos. Por ello, Beltrones se deslindó de Enrique al renunciar con ánimo rupturista. Con la decisión de Manlio Fabio, Enrique pierde al Beltronismo, una fracción política fundamental al interior del partido, que en fechas posteriores surgirá para prefigurar el PRI del Siglo XXI.

Desde dentro de su burbuja, Enrique, como respuesta a su irrevocable aislamiento, tiene la puntada de nombrar como Presidente del PRI a Enrique Ochoa Reza, un personaje gris, de militancia priista no probada y sin credenciales como operador o estratega electoral validadas.Este Enrique dirigirá los vestigios del último aliado estratégico de Peña Nieto, para juntos entregar la Presidencia de la República a la oposición en 2018. Los dos Enriques: Solos contra el mundo. 


canekvin@prodigy.net.mx