Panóptico

“Diles que no me Maten”

“¡Diles que no me maten, Justino!Anda, vete a decirles eso.Que por caridad. Así diles.Diles que lo hagan por caridad”.

Juan Rufo (Llano en Llamas)

México implora cada día, a su propia patria hecha gente, que no lo mate. Pero ella se niega: “No puedo. Hay allí un sargento que no quiere oír hablar nada de ti”.

¡Diles que no me maten !

“De enero de 2007 al lunes 17 de septiembre de 2017 han perdido la vida 100 mil 254 personas por la narcoviolencia”.


¡Diles que no me maten !


“Cada hogar en México debe percibir, al menos 4.7 veces el salario mínimo; 2 mil 401.2 pesos al mes, para sobrevivir, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Por tanto, requiere de 11 mil 290 pesos mensuales, pero apenas 4 de cada 10 familias superan esa cantidad.”


¡Diles que no me maten !

“Los hogares más ricos tienen ingresos mensuales de poco más de 52 mil pesos al mes, los más pobres tienen para subsistir menos del 5% de esa cantidad: 2 mil 722 pesos mensuales. 90.7 pesos diarios.”


¡Diles que no me maten !


Mientras un hogar en Nuevo León recibe un salario mensual promedio de 29 mil 217 pesos; en Chiapas obtiene 7 mil 752”.


¡Diles que no me maten !


 “El sistema educativo excluye de 3 maneras a nuestros niños y jóvenes: En su escolaridad: no tienen asegurado ni el ingreso oportuno, ni la trayectoria ininterrumpida, ni la conclusión puntual. En sus aprendizajes indispensables: Más de la mitad de estudiantes de primaria y secundaria no los alcanza en matemáticas y ciencias. Y en su integración plena a la sociedad.” Esta triple exclusión reproduce la desigualdad social, económica y regional del país.


¡Diles que no me maten !


 “En 2013-2104, el Gobierno Federal usó 128 empresas fantasmas para desviar 7 mil 670 millones de pesos: Rosario Robles (Sedesol), Alfredo del Mazo (Banobras) y Emilio Lozoya (Pemex) aparecen como los responsables”.    

Nuestro país; México, cada día, implora a su propia patria hecha gente que no lo mate. Pero ella, disfrazada de sargento, sin caridad, extrae su vida lentamente, como si su agonía no tuviera fin. 


canekvin@prodigy.net.mx