Panóptico

“¿El Demonio Encarnado?”

¿Cuántas Organizaciones de la Sociedad Civil saben que el Municipio de Torreón está por aprobar un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana sin participación ciudadana, entre otros? Miguel Mery, primer Regidor, declaró que sería “hasta la tercera semana de abril cuando se inicie con las bajas y altas de reglamentos municipales, como parte del proceso de reestructuración del marco legal del Ayuntamiento de Torreón”.

Y agregó, que “ninguna reforma o adecuación al marco legal sería aprobada por el Cabildo sinpasar por el escrutinio y el análisis de la sociedad torreonense. Y para ello, afirmó, que las propuestas del Cabildo serían publicadas en la página de internet normatividadtorreon.gob.mx”.

Empero, Mery nunca precisó los canales mediante los cuales, los torreonenses podrían opinar para mejorar al Reglamento de Participación Ciudadana, y los de Zonificación y Uso de Suelo, DIF, Trato de Animales y Mascotas, Fomento Económico e Inspección y Verificación Reglamentaria. 

Esta cirugía mayor al marco legal del Cabildo exige integrar las voces de la sociedad civil organizada por una simple razón: Estas son las reglas del juego que definen la relación entre Gobierno municipal y ciudadanía;Las que mejoran o empeoran la interlocución entre ambas instancias.

Las que reducen o amplían la asimetría de poder existente.

Las que abren o cierran la ciudadanización del poder municipal. ¿No habrá Organizaciones de la Sociedad Civil preocupadas por incidir en el Reglamento de Participación Ciudadana? ¿O Colegios de ingenieros, arquitectoso desarrolladores inmobiliarios interesados en mejorar el de Zonificación y Uso de Suelo?¿O asociaciones humanitarias comprometidas con la integración familiar y el buen trato a los animales y mascotas? ¿O Cámaras Empresariales concernidas con el Fomento Económico de Torreón? ¿O dueños de restaurantes inquietos por fortalecer el de Inspección y Verificación Reglamentaria?La oportunidad para abrir la definición de dichos reglamentos al escrutinio y análisis ciudadano real, está ahí.

La otra alternativa es ignorarla. Para luego, mostrar sorpresa y acusar a las autoridades municipales de ser el demonio encarnado, sin asumir en ello, nuestra responsabilidad como ciudadanos. 


canekvin@prodigy.net.mx