Panóptico

“El Debate entre Los 7 Magníficos”

Eran las 7:05 pm. Iniciaba el debate organizado por el Instituto Estatal Electoral entre los 7 candidatos a la gubernatura en el Museo del Desierto de Saltillo. 

Arrancó el debate, con una pregunta: ¿Cuál de estos calefactos jalaría en este encuentro el voto del 22.5% de indecisos, promedio de 6 encuestas recientes, y el voto oculto no manifestado en las encuestas? La pregunta es pertinente, porque esos electores darán el triunfo al próximo gobernador.

Aunque acartonado, Miguel Riquelme fue firme y contundente. Bien entrenado combinó propuestas y aterrizaje. Respondió ataques en torno a la opacidad de su gestión como alcalde, el origen de sus relojes, propiedades y sus vínculos con Humberto y Rubén Moreira.

Guillermo Anaya titubeó. No exprimió esta oportunidad al máximo. Privilegió la descalificación sobre propuestas.

Y cuando las hizo, no precisó cómo implementarlas. Reiteró su compromiso para encarcelar a los corruptos ligados al llamado Moreirato, pero sin la pasión y la enjundia suficientes para hacerlo creíble.

El de mayor experiencia y capacidad, Javier Guerrero, se quedó corto. Alejado del lodazal de insultos, fue propositivo pero no categórico. Su tono magistral ligado a su meridiana claridad intelectual y profesional no conectó con el núcleo de votantes que definirá las elecciones el próximo 4 de junio.

Sin propuestas sólidas, Armando Guadiana –con sombrero tejano bien puesto- desempolvó la estrategia de López Obrador, para embestir a la mafia del PRIAN en el poder. Fiel a su estilo; desenfadado y dicharachero tundió a Anaya y Riquelme. Pero nada más. Su espontaneidad y ausencia de lastres, sin embargo, lo acercó a ese voto indeciso y oculto. Más que Guerrero, por ejemplo.

Los embates y las propuestas de Mary Thelma Guajardo, José Ángel Pérez y Lucho Salinas fueron coloridos pero anecdóticos.

Al terminar el evento, una joven estudiante de la UTC de 19 años, se aproximó y me preguntó:

“¿Usted cree que alguno de esos señores (Los 7 magníficos) tiene la pinta para ser gobernador?” Me quedé mudo. Sin respuesta. 


canekvin@prodigy.net.mx